fbpx

Decídete, pinta tu mundo de naranja por la igualdad

Hablemos de igualdad y brindemos por las primeras que pintaron el mundo de naranja

El 25 de noviembre de 1960, las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana fueron brutalmente asesinadas, por orden del gobernante dominicano, Rafael Trujillo.

Para honrar su memoria, desde 1981, militantes y activistas, que luchaban por garantizar los derechos de la mujer, señalaban ese 25 de noviembre como día de protesta y conmemoración contra la violencia de género.

igualdad


El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

En el año 2.000 la Asamblea General de la ONU fijó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y a ONGs a tomar cartas en el asunto y coordinar actividades que eleven nuestra conciencia pública para la eliminación de cualquier forma de violencia contra las mujeres y niñas.

Y, dadas las tristes estadísticas y las historias de vida truncadas, parece que aún nos queda un largo proceso para lograr este objetivo…

Una triste estadística actual y un largo camino por transitar para lograr la igualdad

Según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, 41 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en España, en este 2020 marcado por la pandemia.

 

Una de cada tres mujeres sufre violencia sexual o física, en su mayoría, por parte de su pareja

En un mundo donde una de cada tres mujeres sufre violencia sexual o física, en su mayoría, por parte de su pareja, podemos imaginar la dificultad añadida para estas mujeres de permanecer confinadas en casa con sus agresores.

En total son 1.074 las mujeres asesinadas desde el 1 de enero de 2003, cuando se empezaron a contabilizar oficialmente.

Debemos señalar también que 23 menores han quedado huérfanos por la violencia machista en lo que va de año.

Esta triste cronología de pérdidas debería llevarnos, como mínimo, a la reflexión y redefinición de nuestras relaciones, de nuestras instituciones, de nuestra educación, de nuestro rol como cómplices de una sociedad que falla velando por los derechos de las mujeres y niñas.


¿Por qué es importante el día de hoy en la lucha por la igualdad?

Porque la violencia contra las mujeres y niñas es la más extendida del mundo actual.

Motivos perversos detrás de esta forma de violencia de género hay muchos, sin duda…

  • ¿La impunidad de la que disfrutan los perpetradores?
  • ¿El silencio y la vergüenza que sufren las víctimas?
  • ¿La estigmatización por parte de la sociedad?
  • ¿La limitada inversión específica en mujeres y niñas?

Lo que está claro es que todos podemos seguir siendo cómplices del problema (tapándonos con los ojos con una venda o mirando hacia otro lado). Pero también podemos decidir fomar parte de iniciativas transformadoras de solución para detener esta lacra.

igualdad

 

Hoy quítate la venda y decide que tu color es el naranja y la igualdad

El naranja simboliza un futuro mejor y un mundo libre de violencia contra mujeres y niñas.

En 2009 la ONU lanzó la campaña «Di NO. ÚNETE”. Hoy puedes ponerte algo de color naranja para solidarizarte con todas las mujeres y niñas atrapadas en su dolor.

Recuerda que el primer paso para terminar con todas las formas de violencia contra las mujeres es visibilizarla, convertirla en el centro de atención para tomar conciencia y eliminarla.

Como parte de una ciudadanía responsable, todas deberíamos hacer un esfuerzo extra por identificar e intentar erradicar las violencias cotidianas que se producen en nuestro ámbito personal, familiar, social y laboral, donde existen agresores que la ejercen y víctimas que la siguen padeciendo (y aún más en tiempos Covid).

igualdad


Mi propuesta particular de mejora para el día naranja de la igualdad

Mi invitación particular para el día de hoy es que, como «miembro de esta gran familia humana», donde los dolores de otras también nos pueden resonar, y mucho, subamos unos puntitos nuestro nivel de consciencia

Hoy puede ser la oportunidad perfecta para que todas y todos revisemos nuestros comportamientos individuales, para que apostemos por incorporar y fomentar actitudes y conductas igualitarias en nuestro día a día… Desde la división de tareas del hogar, o la observación, seguimiento y apoyo ante signos de violencia de género, hasta la denuncia de actitudes machistas, por ejemplo. 

… Porque la violencia es mucho más de lo que vemos. #LaViolenciaQueNoVes

Ya ves que resulta crucial involucrarte, quitarte la venda y guardar un minuto de silencio y de consciencia durante el día naranja. Nicole Kidman te lo explica así de bien:


Cómo puedes pasar de víctima a «espartana» de la lucha por la igualdad

A mi paciente “Susana” no sólo le dolían los golpes

Mi paciente “Susana” tal vez hoy conmemore este 25 de noviembre, vestida de naranja y brindando por su nueva vida.

Conocí a «Susana» en abril de 2019 y jamás olvidaré la primera sesión de psicoterapia online que compartí con ella. Ella buscaba terapeuta presencial en Madrid, y me encontró a mí. 😉 

Lo primero que vi de «Susana» fue a una mujer bella, inteligente, coherente e independiente económica y socialmente que, sin embargo, se mostraba como una «ratoncita asustada, desorientada, insomne, inapetente y culpable» que no paraba de llorar y temblar desde el interior de su coche. 

«No creas que no quiero a mi marido, pero… pero… pero no soy feliz y ya no puedo más con esta angustia» 🙁 

Ésta fue una de las primeras frases que «Susana» compartió conmigo en una conversación cargada de impotencia, de indecisión y de MIEDO, mucho MIEDO

«Susana» estaba en la cuerda floja en su matrimonio. En terapia, poco a poco, fue reconectándose con sus ilusiones de partida, con sus valores, con sus objetivos y con sus proyectos vitales

Mi paciente «Susana» llegó solita a la conclusión de que ya no podía engañarse por más tiempo, llevando una vida cargada de injusticia, desigualdad y malestar, que la hacía profundamente infeliz. Y decidió quitarse la venda para siempre.


El proceso de afrontar decisiones difíciles pero coherentes, teñidas de naranja e igualdad

El proceso de toma de conciencia, empoderamiento, decisión y cambio no ocurrió de la noche a la mañana, porque «Susana» tenía la autoestima por los suelos.

Ella había llegado a desarrollar, desde un rol de pasividad y sumisión, «tragaderas» y una enorme tolerancia para acciones, miradas, palabras, silencios, amenazas y gestos que, a día de hoy, le parecerían intolerables. Había perdido de vista sus «innegociables» o sus líneas rojas. Y todo ello para evitar «una tormenta o un desastre aún más grave».

En nuestra «barquita de cambio«, progresivamente fuimos recopilando datos que llevaron a «Susana» a ser cada día más y más consciente de la violencia psicológica que sufría en casa.

Esbozamos juntas las diferentes alternativas de elección para darle carpetazo a su malestar, sopesando, según el método 10-10-10, las consecuencias de cada alternativa en los siguientes 10 minutos, 10 meses y 10 años. Poco a poco, «Susana» fue ganando en claridad y poderío para proyectarse en una vida mejor, y libre de angustia, dolor e insatisfacción.

Motivos para quedarnos vs motivos para irnos

Motivos para quedarse tenía muchos (sus hijos, las familias, las ataduras económicas, «el valor de lo invertido»). Principalmente «Susana» cargaba una mochila sobre los hombros bien repleta de temores…

Una mochila llena de miedos 🙁 

Tuvimos que ir poniéndole cara y desmontando «mordisquito a mordisquito» todos los temores de «Susana»; todos esos «peces cagones» relacionados con la alternativa liberadora de una separación.

miedo igualdad

  • Por una parte estaba el miedo omnipresente, que bordeaba el terror, a la reacción de su marido, si llegaba a comunicarle: «Hasta aquí hemos llegado«.
  • Pululaba también el miedo al qué dirán.
  • Otra pizca de miedo a no ser capaz de afrontar los futuros cambios y peajes asociados.
  • Un temor extra por hacerlo mal con sus hijos.
  • El miedo a las posibles represalias y boicoteos del marido.
  • Y sobrevolando todo, podemos incorporar su miedo a no ser merecedora de algo mejor.

Un punto de inflexión naranja 💡 

En cualquier caso, «Susana» tuvo las agallas de ir confrontando, pasito a pasito, cada uno de sus miedos. También tuvo la suerte de contar con una red de apoyo impagable y hubo un punto de inflexión que marcó la diferencia en su proceso de empoderamiento y cambio.

Ya sabemos que «cuando el discípulo está listo, el maestro aparece» …

Y, un buen día, alguien le hizo llegar a «Susana» el monólogo teatral de la actriz, comunicadora y activista feminista española Pamela Palenciano: “No sólo duelen los golpes”.

Por fin me he quitado la venda de los ojos y he descubierto que yo también he sido una mujer maltratada

Ver el monólogo de Pamela fue la puntillita para gritar bien alto: «Ni un minuto más aquí«. ➡ 

Ese momento le sirvió a «Susana» para abrir las compuertas y llorar todas las lágrimas que no se había permitido derramar durante muchos años. Lloró por esa mujer (y esa niña interior) que se había diluyendo en la relación (tras capas de miedo, de indefensión, de baja autoestima, de indecisión y bloqueo).

El monólogo de Pamela marcó un claro antes y un después en el proceso de toma de decisiones y cambios de “Susana”.

Esas lágrimas liberadoras abrieron paso a un precioso proceso de sensibilización y educación feminista con su hija para evitar que sufra lo que ella soportó durante más de 10 años.

Ahora es ella la que me recomienda bibliografía de apoyo para mi trabajo con mujeres. Con su capacidad de decisión y acción, «Susana» se ha convertido, para otras amigas y compañeras de trabajo, en un referente claro de valentía y coherencia, que vive la vida que realmente quiere. 

Afrontando decisiones y cambios con valentía, a pesar de los «coceos» del maltratador

Lo que vino a continuación no fue un camino de rosas porque, en general, el «maltratador» suele aferrarse con uñas y dientes a esa persona y esa relación asimétrica y de subordinación que le hacen sentir tan poderoso. A pesar de la escalada de violencia final y los últimos «coceos» ante la inminente pérdida, ya no había vuelta atrás. 

Hicimos una «previsión de respuesta» y «Susana» ejecutó su plan de acción, de principio a fin, de manera impecable. Las últimas semanas de convivencia, con un hombre poco dispuesto a liberar a su presa (casi, casi su trofeo o muñeca favorita), fueron muy difíciles, sin duda: días cargados de tensión, chantaje emocional y violencia verbal.

Finalmente nuestra mi paciente logró salir por la puerta de su domicilio, con los labios pintados de rojo, subida en sus tacones y despidiéndose de su «carcelero», con la claridad, la valentía y la honestidad que le debía a «su niña interior«, a sus hijos y a la «Susana» adulta merecedora de una vida digna.

No fue un duelo sencillo para su ex, pero, superada la primera etapa más irracional y fiscalizadora, todo apunta a que, durante este tiempo, él también sigue haciendo sus deberes de autocrítica.

No tengo claro hasta qué punto él ha podido reparar todo lo que rompió, pero confío en que no se convierta nunca más en el «Antonio» de ninguna otra mujer (ninguna otra Pamela o «Susana) que se cruce en su vida.

igualdad

La vida después de un maltrato

La persona que le abrió los ojos a “Susana” con el monólogo de Pamela simplemente le dijo, desde el respeto y la cautela: “Yo creo que te vas a sentir identificada con la historia vital y sentimental de Pamela…  Porque pienso que tú también sufres maltrato en tu relación”. 

Desde mi remanso de guerrera en Baden-Baden te digo: «Mein Respekt» por tu contribución en la lucha por la igualdad, amigo «E«. 😉 

Atención Spoiler: 😆 Hoy por hoy, ese alguien, esa personita que tironeó de la «venda en los ojos» es la actual pareja «medicina» de «Susana». Y yo no puedo estar más contenta por estos dos feministas empoderados remando con  igualdad en una relación feliz. 😛 

Si aún no has visto a la espartana Palenciano en directo, aquí puedes esta versión actualizada de este taller que lleva más de 15 años despertando a “Susanas”:

Imposible decirlo ni expresarlo más clarito. Pues eso…


Un minuto final por todas las «Susanas» del mundo naranja igualdad

“Basta ya de minutos de miedo, de humillación, de dolor, de silencio. Tenemos derecho a que todos los minutos sean de libertad, de felicidad, de amor, de vida”. (Campaña Ni Una Menos) 

Hasta aquí lo que tenía que compartir hoy contigo sobre decisiones importantes y poderosas que marcan un antes y un después en nuestra vida… Mientras existan «Susanas» en nuestro entorno más directo o más lejando seguiremos teniendo motivos para vestir nuestro mundo de naranja.

Hoy brindo vestida de naranja por todos esos minutos libres, felices, amorosos y vitales. 

poderío igualdad

Espartanas como «Susana», como tú y yo merecemos nuestra canción, porque en la lucha por la igualdad y la eliminación de la violencia manadamos todas. Deja que Mala Rodríguez te lo cante así: 

igualdad


¿Necesitas más bienestar e igualdad en tu vida?

Ya he compartido contigo que el proceso de transformación de «Susana» comenzó, en la primavera – verano de 2019, con una decisión de autocuidado y de respeto hacia sí misma.

No fue una decisión fácil.      

No obstante, si queremos libertad e igualdad, tenemos que pagar un precio:

El precio de ser valientes. 😀 

Si tú también eres una valiente, que lleva demasiado tiempo callada, bloqueada, desorientada o anulada, quiero acompañarte en tu camino de decisión, cambio y bienestar.

Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita

Tal vez te haya resonado la historia de paciente «Susana»… Si es así, déjame decirte que nunca estarás sola y que me encantará ayudarte a transitar tu proceso de poderío, de claridad, de felicidad y de igualdad.

¿Quieres que te ayude personalmente a retomar las riendas de tu vida? ¡Decídete ya y cambia para mejorar tu vida!

Es muy fácil… 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Un abrazo y hasta pronto!

Cris. Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

 

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest