fbpx

Supera tus relaciones tóxicas y libérate de la emoofilia

¿Quieres superar el final de tus relaciones tóxicas y despedirte de la emoofilia?

Entonces déjame que te hable nuevamente de mi paciente “Raquel”…

No sé si te acuerdas de mi paciente “Raquel” y su tendencia a enamorarse con una intensidad y una rapidez desajustadas.

En nuestros primeros episodios hablábamos del principio, la evolución y el triste cierre con su “Romeo” de turno.

De hecho, “Raquel”, en nuestra última sesión, describía su panorama sentimental de la siguiente forma:

Siempre me pasa igual y me termino tropezando con la misma piedra, Cris.

Todo empieza con fuegos artificiales, gominolas de corazón, aventuras fascinantes y me siento “esa prota del vídeo musical”.

Luego veo que el Príncipe Azul o mi “Romeo” destiñe y suelo llevarme unos palos tremendos, porque pasadas las primeras semanas, llega el golpe de realidad.

Creo que puedo decir que soy adicta a las relaciones tóxicas y que debo ponerme un freno de mano para no sucumbir al enamoramiento desenfrenado.

Ahora me siento muy poquita cosa, porque me he dejado hacer el lío muy rápidamente y siento que la fantasía me impidió ser más cautelosa y racional con este chico.

“Raquel”, 33 años. Educadora social. Valencia.  

¿Crees que hay esperanza para “Raquel” y su tendencia a encadenar relaciones tóxicas?

Comentábamos en uno de nuestros últimos artículos, que lo que suele estar detrás de nuestras relaciones tóxicas con hombres “devora-ratitas” es la emoofilia, otro de los tentáculos del síndrome de la ratita presumida. 

Para profundizar más en los indicadores de la emoofia y la adicción por los “gatitos malos” no te pierdas mi versión libre de un famoso cuentito infantil en mi artículo: Conoce las señales del síndrome de la ratita presumida.

Comentábamos que el ritmo y la intensidad de ese afecto tan típico de la emoofilia están vinculados con las ganas de fusionarnos con la otra persona cuanto antes.

Puede ser un deseo súbito e intenso que nos hace “perder nuestro centro”, cambiar nuestras prioridades o cederle nuestra agenda y disponibilidad total a la otra persona, de forma que nuestro nuevo amor pasa a ocupar el centro de nuestra vida.

Síntomas claros pueden ser dejar de cuidarnos, de priorizarnos o de disfrutar nuestro ocio y hábitos (en solitario y con otros amigos y familiares).

Hay un consejo no escrito que nos recuerda que cuando se trata de amor o sexo, cuando más lento vayamos, mucho mejor. 

Sin embargo, esto nunca es fácil de recordar ni de controlar cuando tenemos un flechazo de Cupido y somos víctimas del amor a primera vista, por ejemplo.

La fiebre del enamoramiento nos lleva en ocasiones a saltar al vacío y sin paracaídas, para adelantar etapas sin meditar antes si estamos siendo quizá demasiado impulsivas.

¿Qué opinas?

Hoy, dándole continuidad a nuestro artículo “El peligro de enamorarte rápido: destapa la emoofilia”, vamos a darle un toque de esperanza al oscuro panorama de la emoofilia.

relaciones tóxicas


Apoyándonos, entonces, en el testimonio y la petición de “Raquel”, ha llegado el momento de superar nuestras relaciones tóxicas. Vamos a compartir una serie de claves de poderío personal que debes contemplar para construir vínculos medicina…

Trabaja en recomponerte y cuidarte después de tu roce con un gato devo-ratitas

Está claro que, después de una relación con un hombre “gato” es normal sentirse un poco plof como “Raquel” .

Las relaciones tóxicas nos dejan heridas y cicatrices de guerra en nuestra autoestima y nuestra capacidad para confiar en nosotras, en el mundo que nos rodea y en nuestro futuro.

A todas las “Raqueles” del mundo, me gustaría decirles:

En cualquier caso, con “Romeo” o sin él, tu valía y tu capacidad de amar y ser amada siguen intactas. Aunque te cueste reconocerte en esa chica enamoradiza y algo impulsiva, tú siempre has sido TÚ.

… Y en realidad, solo te faltó cuidarte un poco más cuando lo que parecía amor llamó a tus puertas.

Recuerda: Cuidarte a ti misma es no olvidar lo mucho que vales (con o sin pareja; ahora, en veranito, y en cualquier época del año). 😉


Asume un rol más proactivo en tu próximo intento de relación

Tengo una preguntita para tu reflexión: 

¿Tú eres de las que elige o de las que se deja elegir? 😎 

Una vez que ya hemos tomado conciencia de nuestra posible tendencia al enamoramiento rápido e intenso, es momento de ponernos el “mono de trabajo” para probar con nuevos intentos de solución, de cara a futuras relaciones.

Ahora ya sabemos, por ejemplo, que no queremos más relaciones tóxicas en nuestra vida.

Un paso crucial a la hora de construir un nuevo intento de relación saludable es dejar de buscar la aprobación de los demás y asumir un rol más activo.


Aplica el sistema de la doble reja a tus elecciones sentimentales

Déjame señalarte que cualquier elección sentimental saludable debe superar dos filtros.

  • ¿Esta persona me gusta?

  • ¿Y esta persona realmente me conviene?

Y, por supuesto, no hablamos sólo de gustar y convenir para los próximos 10 minutos (un rollete de una noche), sino para los próximos 10 meses o incluso 10 años.

Para ganar, por tanto, en claridad y solidez sentimental, sorteando tu tendencia a la emoofilia necesitas recopilar más datos, así de simple.

La información REAL es tu brújula… Datos no sesgados por las gafas de la bruma de la pasión

Con la actitud científica y cautelosa de Sherlock Holmes es momento de diseccionar sin miedo relaciones y personas implicadas.

Deja que vaya pasando el tiempo, mientras recopilas información real y vais abriendo todos los cajones mutuos (los bonitos, los reguleros y los más feotes).


Verifica que la relación que estáis construyendo cumple los estándares de un vínculo medicina

En este punto, te recuerdo muy brevemente los indicadores de una relación medicina:

  • El disfrute del tiempo que compartimos con nuestra pareja, la valoración positiva de las salidas y el placer que sentimos por estar con la otra persona.

  • La pasión y la atracción mutua, aceptando los lógicos altibajos de la vida sexual.

  • El respeto y la confianza

  • Los intereses, actividades recreativas y hobbies compartidos.

  • El manejo positivo del desacuerdo. La aceptación que hacemos del conflicto cotidiano y las ganas de crecer, aprender, alimentar la paciencia y la empatía para trascender el resentimiento y “pasar de pantalla” en nuestra relación.

  • La capacidad de estar en pareja y de ser independientes.

  • El apoyo para conseguir objetivos (individuales y compartidos) y la consciencia de reciprocidad e igualdad en nuestra relación.

  • La capacidad de mantener expectativas realistas sobre el otro y sobre la relación.


No hay urgencia ninguna para las declaraciones de amor 

Prisa mata, amiga… así que no aceleres ritmos ni quemes etapas por querer llegar a una etapa de cierto compromiso y estabilidad, sin tener suelo firme bajo tus pies. ¡Disfruta todo el proceso pero no te precipites! 

Al hilo de lo anterior, déjame compartir contigo un recordatorio de madurez emocional…

“Ahora sí… Ya te conozco lo suficiente. Me “molas” y me compensas (tu 75% de cosas positivas y compatibles conmigo).

Ha pasado el tiempo suficiente y ahora ya puedo apostar por esta relación y comprometerme contigo porque me gustas y, sobre todo, me convienes”.  

Ninguna prisa para ese primer “te quiero” … Ya llegará.

Entrena la madurez emocional en tus relaciones

Tu ITV de madurez emocional

Ser más maduras emocionalmente implica ser más conscientes y más fuertes cuando algún “Romeo” nos hace daño.

Lo que está claro es que, cuando identificamos características y actitudes en el otro que nos indican que no vamos a recibir lo que deseamos en una relación, es momento de re-conectar con nuestra dignidad e irnos.

¡Hasta aquí hemos llegado, pero qué bien lo hemos jugado! Tschüsssssss!

Y esa claridad y determinación para diferenciar las relaciones basura de las relaciones Gourmet emergen siempre que aprendes a aceptarte y a saber lo que realmente vales. 

AHORA ME AMO, ME ACEPTO Y SOY CONSCIENTE DE TODO MI PODERÍO…

 ➡ Ya tengo claro lo que me gusta y lo que me sirve…

…Si descubro que en mi relación con “Romeo” no recibo todo lo bueno de una relación medicina

…Paso de quedarme atrapada en “más de lo mismo”. ¡No más perritos Piloto en mi vida!

 ➡ Cambio de rumbo con mi corona bien puesta y mi poderío por bandera.  

Eso sí, como en el artículo que compartía contigo por San Valentín, apuesta por TI y un buen amor, hoy y siempre.

excusas ejercicio


¿Necesitas unas claves extra para superar tus relaciones tóxicas y tu emoofilia? 

Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita 

¿Quieres que te ayude personalmente a construir un plan de acción sentimental alineado con una vida plena, feliz y con propósito? ¡Decídete ya y cambia para mejorar tus relaciones y superar tu emoofilia!

Creo firmemente que un psicólogo online puede ayudarte a mejorar la forma en la que manejas tus relaciones sentimentales y tu bienestar.

Así que, si quieres que te tienda un puente extra de autoestima, bienestar y poderío psicológico (estés donde estés), es muy fácil… 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Un abrazo fuerte y hasta pronto!

Cris (siempre a un golpe de clic en info@cristinacenteno.com). Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

 

Pin It on Pinterest