Tiempos de deseo y de serenidad: las mejores claves

Cómo lograr el equilibrio entre el deseo asociado a una meta y la serenidad interior

¿Crees que es posible encontrar el equilibrio entre mi deseo por alcanzar una meta y la conservación de mi paz o serenidad interior? 🙄 

“Elena”, 51 años. Enfermera. Tenerife. 

“Elena”, mi “consultante diamante”, me lanzaba esta pregunta hace unas semantas en una de nuestras sesiones de coaching estratégico. 

¿Qué le responderías tú a “Elena”?

guia decisiones serenidad

  • ¿Crees que es posible encontrar ese equilbrio entre el deseo o el anhelo por acercarnos a un objetivo y la conservación de nuestra paz mental?

Dándole continuidad a nuestro último artículo, “Más equilibrio entre las metas que deseas y la paz interior”, hoy compartiré contigo algunas claves para no morir en nuestro intento por encontrar un equilibrio entre el deseo hacia nuestras metas y el apego a nuestro sosiego.


Claves para encontrar el equilibrio entre metas y retos que nos movilizan y los tiempos de tranquilidad y sosiego

Te recuerdo que no podemos tenerlo todo: no es posible experimentar al mismo tiempo el deseo por lograr una meta retadora y estar en completa paz y serenidad.

Son dos procesos y sentires antagónicos, y lo bonito es combinarlas con sabiduría y coherencia en un intento de equilibrio de tiempos y necesidades.

Desapégate un poco de tus impulsos y tus cambiantes condiciones vitales y apóyate en tu propia regla o criterio interior para combinar metas retadoras y momentos de serenidad.

En función de nuestros valores específicos, cada persona debe buscar y personalizar su propia regla interior para equilibrar las ambiciones en las distintas parcelas vitales, los tiempos dedicados a cada meta y los esfuerzos movilizados.

En la línea de la teoría de la aceptación y el compromiso, suelo anclarme en un lema de serenidad que probablemente ya conoces, porque es utilizado por muchos colectivos y muchos psicólogos:

Mi felicidad reside en encontrar la fuerza suficiente para cambiar lo que puedo cambiar,

la serenidad que necesito para aceptar, sobrellevar y comprometerme lo que no puedo cambiar

y la inteligencia para distinguir una situación de otra.

Mi lema o regla para encontrar el camino de regreso a mi felicidad y anclarme en mi equilibrio entre paz interior y deseo se concretaría en tres puntitos:

  • Ánclate en un punto de serenidad o paz interior aceptando y comprometiéndote con lo que ES (no lo que te gustaría que fuera)

Intenta, por una parte, buscar la serenidad o la paz interior cuando estás en una situación que no puedes cambiar, minimizando tus metas, aceptar lo que es (no lo que te gustaría que fuera) y sin esperar más de lo que está ocurriendo en mi vida.

  • Moviliza tus fuerzas para fijar y perseguir tus metas

Procura atesorar la fuerza necesaria para fijar metas (autodependientes, siempre que sea posible) e ir a por ellas, cuando crees que están en tu mano (tu zonita de influencia y control).

En el siguiente vídeo, te recuerdo muy brevemente las claves para fijar buenas metas que funcionan y te motivan:

  • Diversifica tus metas

Ya sabes lo importante que considero diversificar dificultades y gratificaciones en las 6 habitaciones de tu vida (1. Trabajo – estudios. 2. Familia. 3. Salud. 4. Pareja. 5. Familia. 6. Economía).

Recuerda que el orden de estos 6 factores personales no altera el producto, pero, en cualquier caso, no deberíamos volcar todas nuestras ilusiones, energías y esfuerzos en ambiciones y metas de un único campo vital.

guía decisiones serenidad

Diversifiquemos nuestras metas en tus diferentes parcelas vitales (cuidado de tu salud, tu profesión, tu relación familiar o de pareja…), sin meter todos los huevos del deseo en una única cesta.

Puedes poner trocitos de ti en cada una de tus cestas, para que ninguna de tus metas sea lo suficientemente importante o extraordinaria como para perturbarte.

De esta forma, podríamos perder en la búsqueda o la lucha diversificada de nuestras metas un poquito de paz, pero no NUESTRA PAZ o NUESTRA SERENIDAD en términos absolutos.

La clave es, por tanto, alternar “mordisquito a mordisquito” hitos de ambición con hitos de sosiego.

Ponte una oreja por dentro para escucharte

Durante el proceso, ponte una oreja por dentro para escucharte y recalibrar tu brújula si notas en tu cuerpo un pico de estrés, de insomnio o de ritmo cardíaco irregular que pueden indicarte que te estás pasando de ambición y debes bajar revoluciones y recuperar tu equilibrio.

Aplica tu racionalidad y coherencia para diferenciar cuándo debes luchar y cuándo debes salir del campo de batalla

Por último, y casi lo más importante: busca trabajar tu lucidez para distinguir situaciones en las que puedes percibir tu capacidad de hacer algo o controlar lo que está ocurriendo y situaciones que se escapan de tu control e influencia.

¿Has pensado ya cuál sería tu regla personal para combinar ambiciones, tiempos y esfuerzos y lograr el punto de equilibrio?

La regla de equilibro es exclusivamente tuya, pero lo más importante que es que la apliques con plena coherencia y consciencia.


A modo de conclusión para lograr más equilibrio entre las metas que deseas y tu paz interior

La respuesta puede estar, una vez más, en aplicar claves y lemas de autocuidado.

Intenta buscar pilares para equilibrar. El éxito y tu equilibrio interior radica en construir una cadena de pequeños equilibrios.

¿Con qué pilares debemos cuidarnos y nutrirnos para lograr el equilibrio?

Esto no es nada nuevo para ti:

  1. Cuida tu higiene de sueño.

  2. Muévete mucho y bien.

  3. Aliméntate de manera equilibrada.

  4. Bríndate más equilibrio cuidando tu bodega mental con más ratos de cojín y “Mindfulness”.

  5. Cuida tu pilar emocional subiendo el volumen de tus emociones positivas y bajando el volumen de más desajustadas.

  6. Rodéate y déjate nutrir por personas “diamante o medicina” y minimiza tus relaciones tóxicas.

  7. Practica el equilibrio entre ratos de hedonismo y ratos de hedonismo o placeres (primarios y secundarios), con actividades que te motivan y le dan propósito a tu vida.

  8. Fija metas autodependientes y quita el pie del acelerador, de vez en cuanto, para disfrutar el viaje y el paisaje tal y como es, sin intentar cambiar nada.

serenidad

No podemos tener un control absoluto de todos estos pilares, pero sí le aplicamos una dosis de consciencia y coherencia al proceso, podemos recuperar la sensación de que podemos elegir y gestionar mejor cuándo toca guerrear deseos y cuando nos toca remansar.

¿Tú ahora mismo estás más sobrada de metas o de paz interior?

  • Si tiendes a ir más sobrada de metas, deberás requilibrar la ecuación hacia más hitos y momentos sosiego.

  • Si tiendes a ir más sobrada de paz (y a ratos cierta apatía, estancamiento o abulia), deberás movilizarte un poco fijando y persiguiendo metas autodependientes (medibles – accesibles – retadores pero realizables – temporales y específicas).

Cuídate (por dentro y por fuera), focalízate y equilíbrate según el modo en el que te encuentras ahora mismo: modo metas vs modo paz interior.

Respétate tus ritmos de estar más en la aventura por anhelar o conseguir metas o en la calma de conservar y agradecer lo que ya tienes.

Sé consciente del momento en el que te encuentras ahora mismo y vívelo con todas sus ganancias y renuncias, porque ambos momentos son necesarios y funcionales. El secreto está en combinarlos bien a lo largo de tu vida.

claves equilibrio deseo metas y paz interior

Y hasta aquí hemos llegado con todo lo que quería contarte sobre las mejores claves para encontrar el equilibrio entre los tiempos de deseo y los momentos de serenidad interior. 

Y hasta aquí hemos llegado hablando del significado y el manejo de tus tiempos de persecución de metas vitales y los momentos parra priorizar la paz o serenidad interior. Si crees que necesitas un apoyo específico extra, no te cortes y contacta conmigo para que pueda tenderte un puente estratégico extra.

autocuidado y serenidad


¿Necesitas unas claves extra para lograr más equilibrio o serenidad? 

Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita 

¿Quieres que te ayude personalmente a construir un plan de acción alineado con una vida plena, feliz y con propósito? ¡Decídete ya y cambia para mejorar tus metas y tu vida!

Creo firmemente que un psicólogo online puede ayudarte a mejorar la forma en la que manejas tus metas vitales.

Si quieres que te tienda un puente extra de bienestar y poderío psicológico (estés donde estés), es muy fácil… 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Un abrazo y hasta pronto!

Cris. Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

 

Pin It on Pinterest