La paradoja del hedonismo o felicidad en vacaciones

¿Te suena de algo la paradoja del hedonismo o de la felicidad?

Yo te explico esta paradoja de forma muy picadita para que no caigas en esta trampa durante tu tiempo de descanso y disfrute en vacaciones.

Primero, reflexiona sobre la siguiente cuestión…

¿Cómo crees que funcionan las predicciones que haces sobre tu futuro y sobre aquellas cosas que te harán más o menos feliz?

guía decisiones y ansiedad hedonismo

Siento darte una colleja psicológico confirmándote, en primer lugar, que las personas no somos muy habilidosas jugando a ser Pitonisas con bola de cristal para predecir lo que finalmente nos hará felices durante las vacaciones, después de un año duro.

Piénsalo bien:

(Casi) todas las que hemos estado esperado con ilusión días especiales como nuestro cumpleaños, las vacaciones de nuestra vida, fiestas señaladas o, por ejemplo, “veranos calientes de despendole sexual”, sabemos que estos placeres anticipados pueden terminar convirtiéndose en una decepción.

Suele ocurrirnos que la felicidad, el placer y la diversión que esperamos tener durante esos veranos, esas vacaciones, esos fiestones o esas tórridas aventuras no están a la altura de la realidad. 

Por extraño que parezca, si lo reflexionas bien…

Nuestro placer suele desvanecerse cuando lo intentamos perseguir compulsiva y directamente.

Si durante tus vacaciones, te esfuerzas demasiado por conseguir la felicidad, el resultado directo podría ser la decepción y la infelicidad.

Lo que esconde la paradoja del hedonismo o felicidad

La paradoja del hedonismo o la felicidad surge, por tanto, de una mezcla de…

  • Unas expectativas elevadas.
  • La desviación de nuestra atención de las actividades significativas.
  • Unas nociones demasiado individualistas de la felicidad.
  • Y, posiblemente, la propia naturaleza del placer.

Sin embargo, pueden existir algunas formas de evitar chocarnos de frente con la paradoja hedónica. De entrada, te resultará útil saber que esta paradoja o trampa psicológica existe y sueles incurrir en ella.

hedonismo vacaciones

 

Destapa y pon en práctica la fórmula S = E – R

Si entendemos que Nivel de satisfacción vital es igual a Tus expectativas menos lo que te devuelve la Realidad, podemos deducir que…

  • Con expectativas elevadísimas, el golpe con una realidad imperfecta y que mancha puede ser decepcionante y frustrante.
  • Tú misma puedes concluir que, reajustando tus expectativas iniciales puedes reducir, por una parte, la brecha entre lo que deseas y lo que obtienes, y aumentar, por otra, tu satisfacción.

Con este reajuste de expectativas, aceptaremos con disfrute todo lo que este verano y estas vacaciones nos quieran regalar.


Una propuesta de disfrute coherente y realista para ti durante las vacaciones. ¡Adiós paradoja del hedonismo!

Durante estas vacaciones, tengo una propuesta para ti…

Este verano no te empeñes en experimentar (o peor aún, en posturear) con tus actividades, tus lugares visitados, tus experiencias o tus interacciones como un medio para alcanzar un fin emocional concreto. Céntrate en hacerlo para disfrutar de todas esas cosas. Chimpún.

Las actividades tienden a hacernos más felices cuando las llevamos a cabo sin el objetivo expreso de querer que nos hagan felices.

Por ejemplo, si este verano asistes a un concierto con tus mejores amigas y tu motivación es escuchar la música, es probable que consigas ese objetivo si realmente vas al concierto.

Pero si tu objetivo del concierto es “ser feliz”, escuchar a la banda ya no será tu razón principal para asistir. Esto distrae tu atención del concierto que estás viviendo y te lleva a controlar demasiado si eres feliz o no en un momento dado. Entonces acabas haciendo comparaciones entre tu estado emocional actual y un hipotético estado “más feliz”. ¡Y… pinchazo de globo!

En el momento, es mejor no pensar en ello y que tengamos la mente donde tengamos el cuerpo, para que realmente nuestros días de vacaciones tengan ese tinte de parada para reparar, descansar y desconectar.

La felicidad sólo se encuentra en pequeños momentos de desatención. João Guimarães Rosa.

Y, ya por el camino, si, durante tus vacaciones, procuras preocuparte por el placer y la felicidad de tus “personas diamante”, placer sobre placer.

Si quieres, ya en septiembre, podemos mirar atrás, reflexionar, saborear y sentir gratitud por lo ocurrido y reflexionar sobre si ha contribuido a nuestra felicidad general.

Hacer esa reflexión de “¿Qué se ha ganado el premio al momento feliz este verano? después de que el momento haya pasado no arruina ni desluce la felicidad que ya hemos experimentado. Así sortearás con éxito la paradoja del hedonismo durante tus vacaciones.

Cómo disfrutar y afilar el hacha en tus vacaciones

 

 

hedonismo vacaciones cierre

Solicita una Consulta en Decídete ya y Cambia

guia decisiones hedonismo

 


¿Necesitas un apoyo específico para lograr más propósito y placer en tu día a día?

Si quieres que te ayude en el camino de conectar con esa fuerza fina para custodiar tu mente, tus emociones y tus acciones con firmeza, no dejes de reservar tu sesión estratégica conmigo.

Si te interesa saber más es aquí: Reserva tu sesión de 30 minutos AQUÍ.

 

Un abrazo y felices y desatentas vacaciones, querida amiga!

Cris. Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y “acanariada” feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar.

¿Estás lista para liderar la vida que realmente quieres y mereces?

 

Pin It on Pinterest