fbpx

Cómo disfrutar y afilar el hacha en tus vacaciones

¿Sientes que nunca llega el momento vacaciones? Hora de disfrutar y afilar el hacha

Te juro que no me da la vida y llegar al mes de agosto “con la reserva” se me hace durísimo.

Cada día le dedico más horas al trabajo y termino la jornada agotada. De hecho, ahora duermo bastante peor, pero no sé por dónde se va la energía y la productividad, porque cada vez tengo más correos sin responder en mi bandeja de entrada.

Estoy agotada y siento una fatiga tremenda.

¡Creo que necesito unas vacaciones ya!

“Margarita”, 39 años. Ingeniera. Karlsruhe.

¡Y no eres la única que necesita unas vacaciones, “Margarita”!

Hace unas semanas, compartíamos algunas claves de poderío para superar el agotamiento y lograr un auténtico descanso (físico, mental, social, espiritual, sensorial, emocional y creativo) durante nuestro tiempo de vacaciones.

Hoy avanzaremos un poquito más en esta dirección de autocuidado y renovación de energías. Atiende, atiende… 

vacaciones

Antes de cerrar el chiringuito hasta septiembre, y regalarme también unas vacaciones, déjame compartir contigo una historieta para tu reflexión sobre la vida y la fijación de tiempos de productividad, de trabajo y de ocio.

Se trata de un cuento, que, probablemente ya conocías, pero que hoy nos viene al pelo, sobre una leñadora, y su herramienta de trabajo más importante: el hacha.


La historia de la leñadora y el hacha

(Versión Crispil) 😆 

Escuché que, en una ocasión, se publicó en Infojobs una oferta de empleo para la tala de árboles en el bosque.

Con su mejor sonrisa, se presentó la candidata perfecta para esta oferta de empleo: “Estíbaliz”, una leñadora muy voluntariosa, responsable y comprometida con su tarea.

Viendo su motivación y su energía, en la empresa la contrataron enseguida.

En el primer día de trabajo, su jefa le dio un hacha y mandó a nuestra leñadora a cortar árboles al bosque.

Cuando acabó el primer día, nuestra dedicada leñadora consiguió transportar 18 árboles talados, una cifra impresionante.

No obstante, nuestra leñadora era muy trabajadora y quería demostrar que podía hacerlo incluso mejor.

“Estíbaliz” y su ambición con la tala de árboles

Ambición es querer MÁS de algo que es importante y valiosa para nosotras.

El día siguiente, “Estíbaliz” salió de casa dispuesta a batir su récord.

Sin embargo, pese a su dedicación y empeño, al finalizar el día, solo pudo volver con 15 troncos.

Conforme iban pasando los días, la leñadora se esforzaba más y más por superarse.

 No obstante, pese a su inversión de tiempo energía, cada vez regresaba con menos árboles al final del día.

Poco a poco, le fue invadiendo la desesperación por no ser capaz de cumplir sus expectativas y objetivos iniciales.

Algo atorada, nuestra leñadora fue a hablar con su jefa y le explicó la situación.

– No lo entiendo. Por más que me esfuerce, cada día corto menos árboles.

La mujer que la había contratado la miró y planteó una pregunta:

– “Estíbaliz”, ¿cuánto tiempo hace que no afilas el hacha?

¿Afilar el hacha? No tengo tiempo para afilar. Estoy demasiado ocupada cortando árboles.

tus vacaciones. Descanso

Ay, amiga “Estíbaliz”… ¿Tú también sufres el síndrome perfeccionista de la superheroína?

Déjame recordarte algunas cosas para mejorar tu productividad laboral.


Mini-enseñanzas de productividad y gestión del tiempo

¿Qué sentido tiene para ti afilar el hacha? Y no hablo de darle ningún tipo de uso bélico o agresivo al hacha, que conste. 😀 

Quizás para cada una de nosotras afilar el hacha tenga un sentido diferente.

  • Algunas “cursillitas vocacionales” tal vez piensen en la formación.

  • Otras puede que asocien “talar el hacha” con la necesidad de descansar y tomarse unas vacaciones.

  • Y tal vez otras, en la línea del principio de doble creación (doble tala) prioricen la importancia de planificar y organizar distintas actividades y proyectos.

La cuestión principal es que, en el trabajo, en el hogar, y en el desempeño de nuestros distintos roles y actividades, es muy posible que muchas de nosotras acabemos esforzándonos compulsiva, errática y ciegamente en tareas poco productivas.

¡Es tan fácil perder la perspectiva en esta era de la productividad y la multitarea! ¡Todas corremos el riesgo de dar palos (de ciega) a un tronco, a la desesperada, sin ver la verdadera dificultad a resolver!

Seas asalariada, madre o tu propia jefa (como freelance o emprendedora “al borde de un ataque de éxito o de nervios”, necesitamos crear ese “referente” o “Pepito Grillo” que nos recuerde la importancia de afilar el hacha

Por eso, agenda, a lo largo de tu día, de tu semana, de tu mes y de tu año, esos momentos Kit-Kat (mini-vacaciones mentales) en los que debes parar, debes tomarte un respiro y reflexionar sobre lo que haces y sobre el destino al que quieres llegar.

Y tú, ¿cuándo te detendrás para afilar tu hacha?

Este verano, no te atores y párate para afilar tu hacha. ¡Felices vacaciones!

La próxima vez que te sientas atascada y veas que no estás avanzando, párate un momento, y recuerda la historia de nuestra leñadora “Estíbaliz”, porque es muy probable que también necesites afilar tu hacha.

Pues eso… ¡Llega el momento de afilar mi hacha también! 💡 

tus vacaciones. Descanso

Te deseo pura vida y, si también estás en tu momento remanso de guerrera, disfrútatelo mucho y bien.

Nos vemos en septiembre, con mucho más contenido para tu bienestar psicológico.

 

vacaciones


¿Necesitas unas claves extra para mejorar tu productividad laboral y personal? 

Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita 

¿Quieres que te ayude personalmente a construir un plan de acción alineado con una vida plena, feliz y con propósito? ¡Decídete ya y cambia para mejorar tu productividad y tu vida!

Creo firmemente que un psicólogo online puede ayudarte a mejorar la forma en la que manejas tu productividad.

Así que, si después de nuestras vacaciones, quieres que te tienda un puente extra de productividad, bienestar y poderío psicológico (estés donde estés), es muy fácil… 

perfeccionismo_vacaciones

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Un abrazo fuerte y hasta pronto!

Cris (siempre a un golpe de clic en info@cristinacenteno.com). Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

 

Pin It on Pinterest