fbpx

“Me cuesta ser feliz…”

El post de hoy lo abre, como de costumbre, el mensaje de una de mis “pacientes diamante” que nos habla de sus problemas para ser feliz:

Desde que empezó la pandemia, ando bajita de ánimos. Me cuesta ser feliz y disfrutar de los pequeños momentos como antes. Ahora mi rutina está teñida de blanco y negro, y necesito que me ayudes a romper la espiral de apatía, porque  me he convertido en una mujer bastante muermo.

“Rocío”, 38 años. Madrid (Paciente de psicoterapia online).

¿Te resulta familiar la demanda de ayuda de mi querida paciente “Rocío”?

No es la primera vez que hablamos de ilusión, de motivación y felicidad como la gasolina necesaria para construir una vida con propósito y libre de estados grises de “apatía”.

Tal vez “Rocío” necesita encontrar el camino de regreso a la felicidad, y el 20 de marzo ya tenemos la excusa perfecta para intentar ayudarla con algunas claves psicológicas de poderío.


¿También necesitas ayuda para ser un poco más feliz?

La diferencia entre el misterio y la felicidad depende de lo que hagas con Tu atención. Sharon Salzberg.

He parafraseado ligeramente la cita de la mujer “diamante” de hoy para recordarte que existe una relación directa entre el modo en el que gestionas tu atención y tu forma de experimentar los instantes felices.

Porque aún en tiempos de pandemia, hablar de tu felicidad no es una frivolidad, y el 20 de marzo se celebra además el Día Internacional de la Felicidad. Ya tenemos la excusa perfecta.

Hablemos del Día Internacional de la Felicidad

El 20 marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad, proclamado la ONU, una fecha simbólica para conmemoremos la importancia que tiene la felicidad como parte integral en nuestro desarrollo y bienestar.

Para celebrar este día propuesto por el Reino de Bután he escrito, como vacuna recordatoria, un nuevo artículo con ideas y estrategias psicológicas para subir unos puntitos tu nivel de felicidad.

Se trata de un día que celebra también la inclusión. Exige, por tanto, que todos los gobiernos del mundo contemplen esta premisa como parte de sus políticas sociales y económicas, para lograr una verdadera equidad y bienestar colectivo, pilares importantes de nuestra felicidad, ¿no crees?

autocuidado

Bután te invita a ser más feliz

Seguro que ya has oído hablar de Bután, un pequeño país del sur de Asia, en la cordillera del Himalaya, y su relación con el día de la felicidad.

El Reino de Bután propuso el Día Internacional de la Felicidad día a la ONU.

Resulta que, con sólo 16 años, el rey del Reino de Bután, decidió, hace más de 40 años, que la filosofía de su gobierno se basara en la felicidad de sus súbditos. Y para ello inventó y priorizó el concepto de Felicidad Nacional Bruta (FNB), en lugar del Producto Interior Bruto. ¿No te parece genial?

Al hilo de lo anterior, la FNB es hoy un indicador de nivel de vida que se utiliza internacionalmente como complemento al Producto Interior Bruto.

La Felicidad Nacional Bruta se calcula midiendo nueve puntos estratégicos:

  • El bienestar psicológico.
  • El uso del tiempo
  • La vitalidad de la comunidad
  • La cultura
  • La salud
  • La educación
  • La diversidad medioambiental
  • El nivel de vida
  • El Gobierno.

¿Qué nota crees que sacaría España en estos indicadores de FNB, a día de hoy, y aun atravesando el túnel de la Covid y convulsiones socioculturales, económicas y políticas de todo tipo?

Ahí lo dejo para tu reflexión.

Aunque para muchos hablar el manido término de felicidad roza la utopía e, incluso la felicidad, creo firmemente que los seres humanos deberíamos pensar que la felicidad es un derecho universal y no una simple quimera, difícil de alcanzar.

¿Cuáles serían los objetivos globales para alcanzar la felicidad de todos los seres humanos?

En el año 2015 la ONU estableció los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible, con los que se pretende atacar algunas de las problemáticas, que, en la actualidad pandémica, atraviesa todo nuestro planeta.

Entre las cuestiones más importantes para abordar, están tres relacionadas directamente con los pilares que más pueden sustentar bienestar y felicidad a todos los terrícolas, por igual.

No viene mal una vacuna recordatoria para que colectiva e individualmente sigamos trabajando para:

  • Erradicar la pobreza.
  • Reducir al mínimo la desigualdad en el mundo.
  • Cuidar y proteger nuestro planeta, para no irnos al garete por soberbios, egoístas y consumistas insaciables.

Ahora no quiero encenderme demasiado con las brechas de desigualdad y nuestra complicidad colectiva con dramas de pobreza y desigualdad en cada rincón de nuestras ciudades y países “bastante” acomodados.

Hoy prefiero recordarte que se trata sólo de un día, pero el 20 de marzo representa una excelente oportunidad para entregar un mensaje de esperanza y solidaridad a todas aquellas personas que aún sufren a consecuencia de las guerras, el hambre, la desigualdad y la pandemia, por supuesto.

Hoy, y no mañana, puede ser la oportunidad perfecta de celebrar la vida y para ser más feliz, así que:

¡Saca tu mejor sonrisa, airea tus penas y celebra este día como un día para (re)conectarte con tu felicidad!

Te dejo algunas sugerencias de consciencia y celebración de la felicidad… Pero, aunque parezca una obviedad tal vez no todas nos referimos a lo mismo cuando hablamos de felicidad.


¡Felicidad… qué bonito nombre tienes!

Buscando definiciones de felicidad, lo primero que me he encontrado en Internet han sido estas claves:

  1. Estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno.

  2. Cosa, circunstancia o suceso que produce ese estado.

¿Qué te parecen estas dos definiciones?

Al hilo de lo anterior, podríamos considerar que…

La felicidad es, por tanto, un estado de bienestar y plenitud en el que tu cuerpo y tu mente se encuentran en total equilibrio.

Entonces, ¿es lo mismo ser feliz que tener bienestar? No, exactamente.

En este punto, y para terminar de ganar en claridad, permíteme, que, en el mes de la mujer, se nos cuele el mensaje de un HOMBRE, que se puede escribir con Arial 14.

Mario Alonso Puig es para mí es una fuente de inspiración y crecimiento personal y profesional impagable. Hace un añito, justo cuando nos explosionaba la pandemia en la cara, Alonso Puig escribía unas premisas de felicidad que me encantan, y he rescatado en varias ocasiones:

Los vacíos del ser no se pueden rellenar con el tener.

Una persona puede tener poder, fama y fortuna y, sin embargo, no ser feliz. Sin embargo, una persona que crezca en el ser, acabará teniendo un impacto en el tener.

Quien elija en estos momentos ser más abierto, más cercano, más comprensivo, más paciente, más humilde, más generoso y más entusiasta, empezará a pensar con más claridad y tomará mejores decisiones.

Esto producirá nuevos resultados que se materializarán antes o después en el tener.

Mario alonso Puig.

Gracias por decirlo tan claro y tan bonito, Mario. 😉 


Un recordatorio sobre las claves del modelo PERMA y la felicidad

Sin alejarnos demasiado de la declaración feliz de Alonso Puig, tampoco es la primera vez que hablamos de felicidad en nuestra embarcación. En el artículo “Practica tu bondad si quieres estar más sana y feliz”, ya rescatábamos la bondad como una de las claves para ser más felices.

De la mano de Martin Seligman, uno de los fundadores de la Psicología Positiva, déjame hacer una mini-pausa para recordarte los elementos que componen la felicidad humana, recogidos en el modelo PERMA (en español: emociones positivas – compromiso – relaciones – significado y logro):


¿Cómo puedes celebrar tu día de la felicidad?

Después de todo lo expuesto, para algunas personas, los estados de felicidad o bienestar pueden ser muy efímeros y hasta inalcanzables, por ello, te dejo algunas estrategias, también conectadas con el modelo PERMA de Seligman, que puedes aplicar el 20 de marzo, y todos los días de tu vida. 

No se me ocurre mejor manera de celebrar que estamos vivas y podemos seguir fluyendo, que HOY trabajes por ser y estar más feliz.

Ponte una oreja por dentro y conéctate con tu definición de felicidad como ancla

¿Por cierto qué es la felicidad para ti? 😛 

Yo considero que hay tantas definiciones de felicidad como personas, y te invito a llegar a tu propia definición de felicidad.

Es más, te animo a darle rienda a tu creatividad con esta propuesta de ejercicio. Comparto hoy contigo una tarea que mis pacientes ya conocen de nuestra primera sesión de psicoterapia.

  • Prepara una cartulina y recorta un rectángulo con el tamaño aproximado de una tarjeta de visita.
  • Escribe en una cara de la tarjetita tu definición personal de felicidad con algún dibujo inspirador o nuestro animal tótem, por ejemplo.
  • En la otra cara de la tarjeta, escribe el nombre de una persona o personaje histórico al que admiras.
  • Plastifica la tarjetita ancla de felicidad y guárdala en tu monedero o bolso (siempre accesible).

¿Qué utilidad tiene esa tarjetita de la felicidad como ancla?

Si tienes dudas para afrontar una decisión o una acción en algún momento, puedes formularle dos preguntitas a tu tarjetita de la felicidad:

  • ¿Esto que pienso, que siento y que hago me alejará o me acercará a mi definición de felicidad (en los próximos 10 minutos – 10 meses – 10 años)?

  • ¿Qué me diría mi referente en felicidad en esta situación? 😀 

Luego déjame hacer un mini-inciso final para hablarte de uno de mis referentes de felicidad personal, por cierto.

¡Ah! Si te brota, puedes compartir la foto de tu tarjeta “ancla de felicidad” en las redes sociales (@decideteycambia), con alguna referencia al hashtag del día: #DiaInternacionaldelaFelicidad, o bien vía email (info@cristinacenteno.com).

Muévete mucho y bien para ser más feliz

Ya sabes que la práctica del deporte es una excelente manera de liberar endorfinas (tus hormonas de la felicidad), que, una vez activadas, te producen esa sensación gustosa de placer y bienestar.

Elige el deporte o la actividad al aire libre que prefieras, ¡cálzate las zapatillas y a liberar tus endorfinas para recordarle a tu cuerpo y tu mente que todo fluye bien!

Mímate mucho y bien y aprovecha para subir unos puntitos tu autoestima con más vitamina D

Aprovecha este día para hacer las paces contigo misma. Ponte las gafas de la curiosidad, haz algo que te guste especialmente o simplemente métele un pellizco de novedad a tu vida, como, por ejemplo, un cambio de peinado que mejore tu apariencia y mejore tu autoestima.

En esa sesión de mimos incluye 5 minutos de “perrete al sol”. 😎 

Para las que tenemos las placas solares instaladas en la cabeza, el sol influye (y mucho) en nuestro estado de ánimo.

El sol dispara receptores estratégicos en tu cerebro que relajan tu sistema nervioso.

La serotonina también se estimula cuando estás expuesta al sol, siendo capaz, además, de reforzar tu sistema inmunológico y tus sensaciones de calma y bienestar. ¡Todo ventajas, no crees!

¡Qué ganas de sol y primavera ya tiene todo mi cuerpo, por favor! 💡 

Rodéate de cosas y de personas “diamante” y “medicina” y disfruta la positividad

Ya sabes que el ambiente que te rodea puede influir en tus emociones diarias.

Para poder ver qué cosas pueden estar ayudando o perjudicando tu día es necesario que estés atenta a las sensaciones que te producen ciertas personas o lugares.

Rodearte de buenas noticias, “gente medicina” que te apoya y de alimentos y hábitos saludables, te ayudarán a percibir la realidad de una forma diferente.

Cuando estás rodeada de personas con una actitud positiva ante la vida, en cierta forma, es más fácil de esa misma energía.

De esta forma, puedes ser más capaz de ver el mundo y todo los que te rodea de una forma diferente y tus deseos de vivir y ser felices aumentan unos puntitos.

Recuerda también que, en la otra dirección de negatividad la correlación es similar, eso sí. Sólo por hoy, por tanto, sobrevuela los “choques de trenes” con personas más negativas o “toxiquillas”.

Como muestra de actitud positiva, un botón… Aquí te dejo dos anclajes para ser un poco más feliz escuchando canciones y charlas “diamante”

A mis pacientes, cuando están especialmente bajitos como mi paciente “Rocío”, les animo a crear una lista en Spotify de canciones que le calienten por dentro y les den más power.

Por cierto, ésta es mi lista de buen rollo que tal vez podría inspirarte para diseñar la tuya propia.

¿Has escuchado hablar de Norman Cousins? Todo un ejemplo de resiliencia

Cousins publicó un relato en el que describía cómo combatía su grave enfermedad viendo películas de los Hermanos Marx y vídeos de Objetivo Indiscreto.

Así que otra estrategia que pauto a mis pacientes es darse un homenaje de risas y claves en positivo con una maratón de una tarde de monólogos, películas de humor, tipo hermanos Marx, o lo que se te antoje, y charlas Ted motivadoras o de psicología positiva. 😀 

Recuerda que el humor sigue siendo la mejor, y, en ocasiones, la única salida de emergencia.

Añadir al post ejemplos de resiliencia. Rescatar del post

Esta canción y esta charla Ted ya tienen unos añitos, pero hay melodías y mensajes de psicología positiva que nunca pasan de moda. ¡La buena vida y feliz para ti!

Aparca las prisas, mantén la mente donde tienes tu cuerpo

Prueba a quedarte “aquí y ahora” y a vivir tu presente, “tal y como es”, no como te gustaría que fuera.

No intentes escapar hacia el pasado ni el futuro, porque no hay nada más urgente que hacer ni ningún otro sitio mejor al que ir.

Hora de liberarte las preocupaciones estériles…

En muchas ocasiones, atraviesas miedos innecesarios a cosas que no han sucedido recargando tu sistema inmune con situaciones que son impredecibles.

Te recuerdo que preocuparte por lo que pasó o lo que ocurrirá, no te compensa en absoluto.

El 90% de tus escenarios más catastrofistas nunca se cumplirán, así que la preocupación no te prepara en absoluto.

Es preocupación o rumiación lo te roba muchísimo tiempo y no permite que disfrutes los regalitos y conejos agazapados de la sorpresa de tu día a día. ¡Una vez más, mucho cuidado con tus “peces cagones”!

No deja de ser crucial, el hecho de que aprendas a agradecer todo lo que puedes disfrutar en tu presente, aún en tiempos tan rarunos de pandemia.

Bájate el volumen de las emociones negativas y sube el volumen de las positivas

Recuerda que todas las emociones son pasajeras, así que no te enganches y no te pases de intensidad “drama queen”.

Opta por un optimismo saludable asumiendo que existirán momentos buenos y no tan buenos en tu vida y que nunca serán para siempre, porque después de la tormenta siempre llega la calma.

Aprovecha el día para atizar tu bondad haciendo algo tan útil como (aprender a) perdonar

Dedicarnos tiempo es maravilloso, pero podemos combinar el autocuidado con nuestra capacidad para ser sociales, serviciales, bondadosas y ayudadoras. No pierdas tu esencia por diluirte en el “Yo-mí-me-conmigo-siempre”.

Aprender a perdonar los errores de los demás y tus propias “cagaditas”, es una de las maneras más sanas y ligeras que conozco de vivir, sin lastres ni carbones ardientes que nos corroen.

Cuando perdonas puedes sentir en tu interior gozo y satisfacción y tus cargas se hacen menos pesadas. Toda esta sensación de no tener deudas ni ajustes de cuentas pendientes empuja también tu felicidad.

Perdona y perdónate, aunque sólo sea por amor propio y egoísmo sano.

Atempera las autoexigencias y tiranías innecesarias

¿Y si hoy no te brota ser más feliz?

En este punto de toque de realismo, tengo una pregunta para tu reflexión:

  • ¿Crees que podemos estar felices el 100% del tiempo y elegir siempre siempre siempre la mejor actitud?

Siento pincharte el globo y, a riesgo de sortear alguna contradicción con la psicología positiva, debo decirte que….

No podemos estar todo el día felices. Y no pasa ni media.

Existen muchas otras emociones que necesitan su espacio y que existen por algo, así que te toca también dejarles su espacio.

Mi objetivo con este artículo es darte un empujoncito de consciencia, coherencia y gratitud, no crearte una presión extra, porque no todo es cuestión de actitud.

Podemos elegir nuestra actitud hasta cierto punto. Aún así, no podemos elegir los neurotransmisores que campan libremente por nuestro cuerpín, nuestra familia de origen, nuestros condicionamientos socioculturales, nuestro bolsillo, el clima o, incluso, la suerte. 🙄 

De hecho, hoy en Baden-Baden, no podré poner en práctica el ritual de vitamina D porque no tenemos ni un resquicio de sol. 😕 

Si hoy no te brota ser más feliz, permítetelo también y no saques el látigo de la superheroína a pasear para colocarte una autoexigencia y una posible dosis de decepción, frustración y culpa añadida.

Hoy es día para cuidarte y mimarte más, no para tiranizarte por expectativas poco realistas de felicidad eterna. 

claves ser mas feliz


A modo de síntesis feliz…

Después de todo lo dicho, y aunque no podamos ser o estar felices el 100% de nuestro tiempo, el Día Internacional de la Felicidad es una fecha que nos invita a celebrar (en la intimidad de nuestro remanso de guerreras o en la mejor de las compañías).

Es una oportunidad perfecta para agradecer, sonreír, soñar y creer que es parte de nuestra responsabilidad individual construir un mejor mañana para todas.

Así que, ya sabes…

Sin pecar de optimismo iluso, el 20 de marzo es el día ideal para hacer cosas útiles y valiosas por TI y por los demás como: abrazarte, hacer un “codo con codo”, compartir una videollamada con alguien por sorpresa, sonreír (con los ojos y la boca 🙂 ) y SER MÁS FELIZ, porque así lo decides.

No dejes de atizar tu gratitud

Y puedes quedártelo todo para ti y para tu botecito de “premios al momento feliz del día” o tu registro en la App de Gratitude. Otra posibilidad creativa implica compartir tus experiencias y vivencias de ese día tan especial a través de las redes sociales, no por postureo, sino para inspirar a otras personas con mucho potencial para la felicidad. 😀 

¿Qué placeres primarios o secundarios se ganan hoy el premio al momento feliz del día? 😛 

  • Ejemplos de placeres primarios: un baño relajante con sales, un trocito de chocolate negro, recibir un masaje, sentir la lluvia en tu cara, tener un orgasmo, escuchar la canción que siempre te pone las pilas, etc….

Son placeres inmediatos y primarios, en los que experimentamos gustito en el corto plazo, pero se diluyen con facilidad. No requieren un esfuerzo o una gran planificación por nuestra parte. No hay reto, sólo placer.

  • Ejemplos de placeres secundarios: componer una canción, escribir un poema, una caminata exigente por la montaña, una carrerita por el parque, prepararte para una prueba deportiva, pintar un cuadro, planificar una sorpresa de cumpleaños para un ser querido, comprar un regalo “a medida” a alguien especial, etc.

Son placeres en los que experimentamos gustito en el medio y largo plazo plazo, y no se diluyen con tanta rapidez. Requieren un esfuerzo o una planificación por tu parte. Hay una parte de reto, de esfuerzo o, incluso de incomodidad en la situación o la actividad, pero el placer con significado siempre compensa.

Los placeres secundarios suelen asociarse a esas experiencias de “flow en las que rompes las barreras de espacio y tiempo y simplemente te entregas al 100% a tu actividad.

No te vayas todavía… Mini-autorrevelación y dedicatoria de cierre

Permíteme hoy hacer una autorrevelación, a modo de guiño final con dedicatoria a una persona muy especial para mí:

Además de amiga de alma, Adela fue también una gran compañera de piso en Madrid, y de ella aprendí que es posible ponerse las gafas de abeja y elegir la mejor actitud (casi) siempre. 

Ella amanecía siempre con una sonrisa, levantaba la persiana y, si caían chuzos de punta, ella decía: ¡Plantas, creced!

Ade, mi querida “mujer diamante” (mi oráculo en psicología cognitiva y una auténtica maga de la “felicidad”) ya me ha dicho que, el 20 de marzo, va a combinar todas estas opciones regalándose una formación de yoga y autocuidado en la montaña de Huesca (con una de nuestras profesoras favoritas de vinyasa), y en la mejor compañía posible. 

¡Muchas gracias por inspirarme para escribir este post y para vivir con mi mejor actitud, mi querida Ade! 😉

 

 

guia decisiones


¿Necesitas un apoyo específico para ser más feliz?

Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita de psicología positiva

¿Quieres que te ayude personalmente a construir una vida más feliz? ¡Decídete ya y cambia para mejorar tu vida!

Creo firmemente que un psicólogo puede ayudarte a ser más feliz

Si quieres que te tienda un puente extra de psicología positiva, es muy fácil… 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Un abrazo y hasta pronto!

Cris. Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

 

Pin It on Pinterest