fbpx

¿Quieres más amor? Aprende a mirar a tu pareja

Muéstrame tu forma de mirar a tu pareja, y te diré cómo es tu relación

Últimamente me noto desinflada en la relación y ando, todo el día, a la gresca con mi marido. Cualquier detallito suyo me saca de mis casillas. A veces se me olvida cómo pude enamorarme de “Marcos” porque después de 12 años juntos ahora sólo veo todas las cosas que me frustran y nos distancian.

Marta, 44 años.

Este es el frustrante relato de mi paciente valenciana Marta, y tal vez te veas identificada en sus palabras de queja. 🙄 


Hablemos de AMOR y de MIRADAS que lo captan todo

Dejando a un lado los ositos de peluche y las gominolas de la “felpa, el artificio y el consumismo” de San Valentín, hoy quiero hablarte nuevamente de AMOR: un amor sano, coherente, maduro.

Un amor que, en muchas casos, nos pide que nos pongamos las gafas de curiosidad y de asombro adecuadas para MIRAR y para poder VER de verdad a nuestro compañero de aventura. 

mirar pareja

En nuestra embarcación hemos hablado bastante sobre relaciones de pareja, decisiones y cambios sentimentales, y en este mes del amor propio me gustaría rescatar contigo algunas claves para que paremos máquinas.

Mi invitación de hoy (para todas las “Martas” del mundo) es que nos paremos a mirar con atención nuevamente a nuestra pareja: ¡tal vez descubramos que se ha convertido en alguien interesante! 😉

No te pierdas el contenido de este post para darle un empujoncito de asombro y buen rollo a tu relación.


¿Cuándo fue la última vez que te sorprendiste por algo bueno que hizo tu pareja?

En este mundo VUCA y pandémico tan acelerado, cambiante, imprevisible, estimulante y locuelo parece que ya no prestamos atención a todooo lo que nos sucede y que no nos sorprendemos por (casi) nada.

Considero que éste precisamente es uno de nuestros problemas más gordos para valorar y agradecer “como milagros en equilibrio” lo que realmente cuenta; nuestra ancla con la insatisfacción y la frustración casi permanentes. Y, el ámbito de las relaciones de pareja no es una excepción a esta miopía vital.


¿Qué gafas te pones para mirar a tu pareja?

mirar rojas

Seguro que ya conoces los diferentes tipos de gafas con las que puedes mirar tu entorno cotidiano.

  • Con las gafas en modo “mosca” ON estarás rastreando, olfateando y, muy probablemente, encontrando continuamente lo que es como un imán para las moscas.

Harás zoom en la “caquita”: la parte fea, oscura, frustrante y decepcionante de tu pareja. Estamos hablando de ese 25% que te saca de quicio.

  • Por el contrario, con las gafas en modo “abeja” ON estarás rastreando, olfateando y, muy probablemente, encontrando lo que es un jolgorio para las abejas: la belleza, el olor y el néctar de las flores. 

Te centrarás en la parte bonita, luminosa, agradable y satisfactoria de tu pareja. Ahora menciono ese 75% que te re-enamora y te hace seguir apostando doble a caballo ganador.


Aprende a volver a mirar tu realidad y a tu pareja

Saber mirar es saber amar. Enrique Rojas.

Esta cita nos devuelve la importancia de aprender a modular nuestra mirada (en mi caso, miope) y perspectiva de las cosas para poder apreciarlas, agradecerlas y amarlas.

Al hilo de lo que rescata Rojas, la sociedad de hoy precisa, más que nunca, volver a mirar la realidad con detenimiento y curiosidad. Ya compartíamos, en nuestro artículo Aviva el fuego de tu curiosidad para superar tu apatía, que la curiosidad es una fuente de felicidad impagable. ➡ 

De hecho, si observas cualquier cosa (y persona) con atención, al poco rato se convierte en algo o alguien interesante.

Esta práctica implica bajar revoluciones, parar y ser capaces de escuchar y convivir con el silencio y el vacío de estimulación y ruido.

Esto apunta directamente a nuestra capacidad de mirar hacia adentro con paz, rompiendo con todo el barullo exterior. Parando esa rumiación incesante que nos recuerda que hay siempre:

  • Mil tareas que hacer.
  • Un millón de sitios a los que ir.
  • Y más de 7700 millones de potenciales y fascinantes personas que conocer.

Y giramos la mirada y nos encontramos a nuestro “Marcos” tan “pichi” comiéndose su pizza pepperoni en el sofá.

¿Cómo estás mirando hoy a tu «Marcos»?

gafas abeja mirar

Hoy te animo a que, al girar la cabeza, y encontrarte con tu “Marcos” particular no pienses en todas esas tareas, destinos o personas pendientes.

Te invito a observar y deleitarte con la realidad que te rodea, y en la persona sentada en tu sofá… Verás lo que ocurre. Tal vez tu realidad de siempre y tu “Marcos” de hace 12 años son un poquito más atractivos.

Si te paras, observas y te deleitas con “lo que es”, verás cómo tu realidad siempre es atractiva de una u otra forma.

Mirar con atención lo que nos rodea y a quien nos rodea nos devuelve el interés y la fascinación ante la vida.

Mi propuesta de hoy es que te pongas las gafas de “abeja” adecuadas para aprender a mirar tu realidad y a tu pareja con ojos nuevos, con ternura, sin dureza.


¿Qué hace falta para ponerte esas nuevas “gafas de abeja” en tu relación?

Para ponerte esas «gafas de abeja» necesitas aplicar al guiso cuatro ingredientes:

Te lo recomiendo encarecidamente…

Vuelve a mirar tu trabajo, tu familia, tus hijos, tu casa y tu pareja… ¡con asombro!

Desde esta nueva atalaya de la curiosidad, quizá te atrape algún detalle al que sin querer te has habituado, o puede que redescubras cosas positivas que habías pasado por alto.

Y, precisamente, esto es especialmente importante en las relaciones de pareja.

Sólo por hoy párate a mirar a tu chico como si fuese la primera vez, fíjate en su cara, en su cuerpo, en sus gestos, en su tono de voz, profundiza en su mirada, en la forma que tiene de tratar a los demás y a ti misma…

En definitiva, no te acostumbres ni te habitúes nunca a la persona de la que te enamoraste.

Eso sí, que no te atrape la rutina y la rueda de hámster exige atención.

Si miras tu realidad y a tu pareja con indiferencia o hastío, dando todo por sentado, sin detenerte en los matices, lo más probable es que te atasques siempre en lo mismo, que te quedes constantemente con lo negativo, lo difícil, lo que no tiene solución sencilla.

Ya lo sabes, con las “gafas de mosca” puestas en nuestra relación le dejamos muy poco margen a nuestra pareja para que nos asombre y nos re-enamore.

Al hilo de lo anterior, mi propuesta final para encauzar este mes del “amor propio” en la mejor compañía posible implica algo de lo que ya hablamos en nuestro artículo: Vacaciones en pareja… «no paramos de discutir». Me refiero a sobrevolar el 25% de falibilidad propia y ajena. 

Sobrevuela el 25% de falibilidad (tuya y de tu pareja) con la mirada limpita

En tiempos de pandemia y confinamientos compartimos más tiempo que nunca con nuestra pareja, y soy consciente de que no siempre es fácil sortear los choques de trenes. 

Es el momento de pasar por alto, por tanto,  el 25% de “manías” y sombras que te chirrían de tu pareja.

Ahora te invito a que pruebes a intentar cazar a tu pareja haciendo algo bien: eso subirá varios puntos la admiración mutua.

Atiza tu gratitud y haz un registro de detalles curiosos y asombrosos de tu pareja

Está claro que practicar la gratitud aumenta tu nivel de felicidad y mejora las relaciones de pareja.

En este sentido, te animo a atizar tu gratitud preparando, en versión analógica, tu «bote de momentos asombrosos en pareja» para escribir y guardar cada día un papelito de re-descubrimientos.

La versión digital implicaría descargar la App de Gratitude y llevar un registro, durante una semanita, de todas las cosas que re-descubres de tu pareja. En la App puedes unirte a alguno de los retos de 7 días para practicar el asombro y la gratitud.

Aquí te dejo algunas propuestas.

  • Lunes: Rescata algo bueno y útil que tu pareja ha hecho por ti.

  • Martes: Recupera ese nuevo descubrimiento en el aspecto (los gestos, su mirada, su tono de voz, su sonrisa, sus movimientos) de tu pareja.

  • Miércoles: Rescata ese gesto de tu pareja que ha hecho que el día de hoy sea más ligero, más fácil y más luminoso.

  • Jueves: Rescata un recuerdo de tu relación de pareja que te permita sobrevolar este momento de “día de la marmota” y ocio empobrecido.

  • Viernes: Escribe ese gesto de amor (esa palabra, ese abrazo, ese desayuno tan rico que te ha preparado, ese regalito improvisado, ese momento de escucha activa…), de tu pareja que te hace seguir seguir apostando doble a caballo ganador.

  • Sábado: Recupera el momento más divertido que has compartido hoy con tu pareja. Recuerda que la (son)risa es la distancia más corta entre dos personas.

  • Domingo: Recupera aquello que se gana hoy el premio al momento feliz del día en tu relación. 😀 

¿Y cuál es tu aportación al registro de momentos curiosos y felices? 

  • Día extra: Rescata algo útil y valioso que has hecho TÚ por tu pareja.

Ésta es una técnica que le propongo a las parejas con las que trabajo en terapia, entre sesiones, y permite atizar la gratitud y tu curiosidad. Su práctica les permite elevar el volumen de emociones positivas.

mirar asombro pareja

¡Seguro, con este ejercicio, que te sorprendes redescubriendo esos gestos de excelencia de tu pareja que siempre te conquistaron y te reafirmaron en tu decisión! 😉

Siguiendo la invitación de mirar tu vida con más curiosidad y asombro, aquí cerramos este capítulo con esta propuesta para enriquecer, como el Avecrem, tu relación de pareja y tu vida.

Si, aun así, estás atascada en la cuerda floja con tu pareja y necesitas un empujón extra para decidir y cambiar, ¡déjate ayudar para lograr el bienestar que deseas y mereces! 

mirar pareja


¿Necesitas más claridad y fortaleza psicológica para construir una relación de pareja «asombrosa»?

Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita

¿Quieres que te ayude personalmente a construir una relación de pareja asombrosa? ¡Decídete ya y cambia para mejorar tu vida sentimental!

Creo firmemente que un psicólogo puede ayudarte a mejorar la forma en la que eliges y te relacionas con tus compañeros de viaje, para obtener más satisfacción y amor por el camino.

Si quieres que te tienda un puente extra, es muy fácil… 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Un abrazo y hasta pronto!

Cris. Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

 

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest