fbpx

Conoce las señales de alarma para prevenir el suicidio

Unas tristes estadísticas sobre el suicidio

El suicidio es una realidad de la que se habla poco y mal, pero…

  • ¿Sabías que, a nivel mundial, se suicidan cada año casi un millón de personas, lo que equivale a una persona cada 40 segundos?

  • ¿Eras consciente de que, por cada muerte por suicidio, se estima que hay 20 intentos?

  • ¿Te habías parado a pensar que el suicidio constituye la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad?

  • ¿Sabes que el suicidio es la primera causa de muerte violenta y evitable en España, donde 10 personas se suicidan y otras 20 lo intentan cada día?

guia decisiones

Nuestro amigo Eloy, maquinista recién estrenado en la empresa alemana de transportes ferroviarios Deutsche Bahn, nos comentaba hace unos meses, que había una pesadilla recurrente entre todos los profesionales del sector.

Ese tema tabú que, especialmente, algunos lunes lluviosos típicamente germanos, se convierte en la auténtica pesadilla de los maquinistas…

Hablamos de de aquellas personas que deciden poner fin a sus días arrojándose a las vías del tren. 

Eloy compartió con nosotros unas llamativas y tristísimas estadísticas que apunta a la necesidad de los maquinistas de hacer previsión de respuesta y prepararse frente a esos “lunes negros de suicidio” a lo largo de sus carreras profesionales.

La necesidad de contemplar el Día Mundial para la Prevención del Suicidio

Desde el año 2003, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio y la Organización Mundial de la Salud han promovido cada 10 de septiembre el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el objetivo de concienciar, a nivel mundial, sobre las implicaciones globales que tiene este fenómeno en las familias, las comunidades y los países.

En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, se reclama una combinación de políticas públicas de prevención y atención temprana a la persona que manifiesta intenciones suicidas.

Según la OMS es más que necesaria, por tanto, “una estrategia de prevención del suicidio multisectorial e integral” que fomente:

  • La restricción del acceso a los medios de suicidio (por ejemplo, armas de fuego, plaguicidas y determinados medicamentos).
  • Responsable y adecuada información por parte de los medios de comunicación.
  • La introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol y otras sustancias.
  • Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y/o que padecen trastorno emocional agudo.
  • La capacitación de personal sanitario no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas.
  • El seguimiento de la atención brindada a personas que intentaron suicidarse.
  • Y la prestación del oportuno apoyo comunitario.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio se trata, por tanto, de una prioridad de Salud Pública, pero ¿cómo podemos, entre todas y todos, poner freno a las alarmantes cifras con las que abríamos este artículo? ➡ 

Quiero pensar que, a través de nuestra acción y de nuestro acompañamiento personal, familiar, social, comunitario y profesional, hay un gran espacio para la esperanza.

Desde la psicología y el modelado positivo en acciones significativas es posible marcar la diferencia para la prevención del suicidio, así como apoyar a familiares y allegados que están en duelo por suicidio.


La importancia de destapar todo el escenario de riesgo de un posible suicidio

Me consta que es muy complicado lidiar con alguien que sabes que está considerando suicidarse.

Puede que te sientas abrumada porque no sabes cómo ayudar o evitar que esa persona de tu entorno materialice sus pensamientos suicidas.

No obstante, si identificas los siguientes factores de riesgo y señales de advertencia, te animo a tomar medidas de apoyo para prevenir el posible suicidio.

Si piensas que la idea persistente del suicidio os sobrevuela a algún ser querido (o a ti misma), ponte el mono de trabajo ya mismo contactando con el organismo encargado de prevenir el suicidio en tu país.


Estrategias de detección de la intención de posible suicidio en alguien cercano

Gana en claridad y recopila toda los datos REALES sobre el suicidio.

Veamos juntas, en primer lugar, las posibles razones que se esconden detrás de un sucidio.

¿Qué es lo que empuja a una persona a suicidarse?

Las razones de las personas que intentan suicidarse son de lo más variadas. En general, podríamos resumir los factores de riesgo y las señales de advertencia en los siguientes puntos:

  • La muerte reciente de alguien cercano.

  • La historia de suicidios en la familia.

  • Ser víctima de violencia, bullying o abuso.

  • Haber sufrido una pérdida dolorosa e inesperada (como un despido, un divorcio o una ruptura sentimental).

  • Una enfermedad grave, dolor crónico o agotamiento extremo.

  • Sufrir depresión y/o trastornos psiquiátricos, como esquizofrenia.

  • Abusar de sustancias psicoactivas (alcohol u otras drogas).

  • Situación de estrés laboral o académico.

  • Problemas o crisis pareja (algo que se agudiza en adolescentes).

  • Dificultades económicas.

  • Falta de apoyo familiar y/o social.

  • Algún intento de suicidio en el pasado.

¿La decisión de suicidarse llega repentinamente?

La decisión de suicidarse no llega repentinamente, se va gestando poco a poco hasta que llega un momento en que la idea de muerte se percibe y siente como la única salida.

Parecería, en este punto, que no existe otra solución y se convertiría en la aparente forma o solución para eliminar o huir de un dolor o sufrimiento que aumenta por momentos.

La pregunta crucial aquí es:

¿Se puede prevenir el suicidio? La respuesta es .

Ya hemos dicho que, salvo que participen drogas o trastornos psiquiátricos, la decisión de suicidarse no aparece de repente, por lo que en el resto de situaciones, el suicidio se puede prevenir.

El primer paso en el proceso de prevención de la conducta de suicidio pasaría por reestructurar y eliminar un conjunto de mitos que enturbian y boicotean la tarea de acompañamiento sano.

Mitos y creencias erróneas sobre el suicidio en nuestro entorno

Mito, bulo o creencia errónea sobre el suicido en nuestro entorno Respuesta científica validada

Si preguntamos o hablamos sobre el suicidio con alguien que esté pensando en hacerlo, podemos inducirle a que lo ejecute.

¡FALSO! ➡ Hablar sobre el suicidio reduce el riesgo de su ejecución.

La persona que se quiere suicidar no lo dice abiertamente.  ¡FALSO! ➡ Nueve de cada diez personas expresaron claramente su intención de hacerlo.
La persona que dice que quiere suicidarse, no lo hace finalmente. ¡FALSO! ➡ La mayoría de las personas expresaron sus intenciones con palabras, amenazas o cambios de conducta.
Toda persona que se suicida está deprimida o tiene una enfermedad mental. ¡FALSO! ➡ Aunque la depresión o la enfermedad mental son factores de riesgo que aumentarían la probabilidad, no tienen que darse estos condicionantes psicológicos necesariamente para que alguien se suicide.
El suicidio siempre es impulsivo y, por tanto, no se puede prevenir. ¡FALSO! ➡ (Casi) siempre existen señales directas o indirectas, verbales o no verbales que pueden alertarnos.

 

Una vez despejadas estas creencias erróneas sobre el suicidio, ¿cómo sabemos si un familiar o allegado nuestro está pensando en el suicidio?

Existen algunos indicios que te pueden advertir de ello y así, intentar evitarlo. Presta atención a las siguientes señales de advertencia


Identifica los factores de riesgo y presta atención a las señales de advertencia

Ya hemos comentado que hay algunos sucesos (pérdidas significativas, hechos traumáticos, enfermedades, consumos, rupturas, etc.) que pueden convertirse en factores de riesgo o posibles disparadores de un intento de suicidio.

Si sabes qué buscar, tendrás, por tanto, mayores probabilidades de evitar que el drama del suicidio ocurra.

  • Presta atención a los estresores presentes y considera si podrían estar poniendo a esa persona en riesgo de suicidio.
  • También considera la posibilidad de que esa persona haya intentado suicidarse en el pasado. Puede que tengas que preguntarle abiertamente: “¿Alguna vez has pensado suicidarte?”. 💡 
  • Intenta recopilar datos sobre los últimos acontecimientos vitales de esa persona.
  • Averigua o pregunta directamente si alguna otra persona se ha suicidado en su familia o entorno. Puede que tengas que apoyarte en el relato de alguno de sus familiares.
  • Intenta descubrir si la persona ha sido víctima de violencia, acoso, humillación o abuso.
  • Indaga sobre una posible pérdida reciente, como un despido de un trabajo, un divorcio, una separación o incluso una pérdida de autoridad, reputación, etc.
  • También debes permanecer alerta por si esa persona sufre alguna grave enfermedad, como dolores o fatiga crónica que no remiten.

¿Cómo sabemos si un familiar está pensando en el suicidio?

Escucha las señales de advertencia verbales

Con frecuencia, una persona que considera el suicidio compartirá frases que dejarán entrever lo que está planeando. Permanecer atentas a lo que dice podría ayudarnos a reconocer cuando piensa suicidarse y ayudarle a superarlo.

Comentarios o verbalizaciones negativas sobre sí misma o sobre su vida

Debes escuchar y prestar especial atención a las frases o mensajes desesperanzadores que indiquen que esa persona se siente inútil, sin propósito o como una carga para los demás, tales como:

  • “Ya no sirvo para nada”
  • “Esta vida es un asco”
  • “Mi vida no tiene ningún sentido”
  • “Déjalo… No te preocupes por mí”
  • “Soy una carga, estoy muy cansada de vivir…”
  • “Todos están mejor sin mí”
  • “No tendrán que aguantarme más”.
  • “No tengo razones…”

Expresiones de soledad o aislamiento

Escucha las señales que indiquen que esa persona siente que nadie se preocupa por ella ni la comprende, como:

  • “A nadie le importa lo que me suceda”
  • “Nadie me entiende”
  • “¡Simplemente no sabes nada y no me comprendes!”

Expresiones negativas y desesperanzadoras de la persona sobre su futuro

  • “Lo mío no tiene ninguna solución”
  • “Las cosas no van a cambiar nunca”
  • “Es demasiado tarde, ya no puedo seguir adelante”
  • “No hay nada más que hacer”
  • “¿Qué sentido tiene seguir con mi vida?”
  • “Solo quiero detener este dolor y no seguir sufriendo en el futuro”.

Comentarios o verbalizaciones relacionadas con el acto suicida o la muerte

  • “No quiero seguir viviendo”
  • “Me gustaría desaparecer”
  • “Ojalá no hubiera nacido”
  • “Estaría mejor muerta…”
  • “Si te vuelvo a ver…”

Despedidas verbales o escritas

  • “Quiero que sepas que te quiero y que en todo este tiempo me has ayudado mucho”

Señales de alerta no verbales

Fíjate en las emociones de esa persona

Presta atención a cómo se siente esa persona y cómo se comporta. Hay algunas señales de advertencia que te indican que la persona podría estar pensando en suicidarse.

Si esa persona no expresa sus sentimientos, podrías preguntarle “¿Cómo estás?” o “¿Cómo te sientes?” 💡 

Intenta dar respuesta a estos interrogantes:

  • ¿Esa persona ha expresado una sensación de fracaso personal, desesperanza o culpa?
  • ¿Parece deprimida, ansiosa o abrumada?
  • Si le preguntas por posibles ideas de suicidio, ¿comienza a llorar sin decir nada?

Presta atención e intenta detectar si esa persona llora demasiado o si está tensa, molesta o cabreada todo el tiempo.

Observa si está de mal humor o irritable. ¿Se molesta por cosas que antes no le importaban? 🙄 

En ocasiones, una “calma chicha” inexplicable o una euforia desajustada también debería alarmarnos. Alguna personas, que están esperando con ansias poner fin a su dolor y sufrimiento, podrían verse más tranquilas y felices de lo habitual.

Busca cambios en el comportamiento de esa persona

Las personas que piensan suicidarse también muestran algunas señales de advertencia en su comportamiento:

  • Como parte de las estrategias de prevención, intenta detectar si esa persona habla, lee o escribe sobre la muerte o el suicidio.
  • Observa si esa persona ha dejado de ir a trabajar o muestra apatía desinterés en actividades que antes le gustaban¿Ha dejado de participar en grupos o algunas actividades que solía realizar?
  • Regalar, sin motivo, sus pertenencias, en especial objetos muy personales, valiosos y queridos, es una señal de que alguien podría estar considerando suicidarse.
  • Cerrar asuntos pendientes, llamar a personas para despedirse, preparar ciertos documentos o testamentos, comprar armas o pastillas e ir a lugares, como pasos elevados, azoteas, puentes, etc. también son claras señales de que alguien podría estar planeando suicidarse.

¿Qué hacer con todas estas señales de alarma de una posible conducta suicida?

Si identificas alguna de las señales de alarma que hemos ido desglosando, intenta permanecer tranquila y centrada, porque estos indicios no suponen directamente una alerta de suicidio. Todas estas señales nos indican que debemos prestar más atención y recopilar más datos. ➡ 

Un acrónimo para tatuar y prevenir el suicidio

Ten muy presente el acrónimo CLUES a la hora de pevenir un suicidio

Este acrónimo, que proviene del inglés, en español se concreta en los siguientes puntos: conectarse, escuchar, comprender, expresar preocupación y buscar ayuda.

  • Conéctate con la otra persona, evalúa sus posibles intentos de suicidio y hazle saber que te importa.

  • Escucha activa… 2 tazas

  • Intenta comprender cómo se siente la otra persona

  • Transmítele tu preocupación

  • Busca ayuda profesional para controlar la crisis y prevenir el suicidio. Toma nota de los siguientes recursos de apoyo:

Al hilo de lo anterior, recordar los puntos del acrónimo CLUES te ayudará a saber qué hacer para prevenir un suicidio o para ayudar a alguien que tiene problemas.

De momento, cerramos aquí este artículo, pero seguiremos hablando, mucho y bien, de las mejores herramientas y pautas de actuación para prevenir el suicidio de una persona de nuestro entorno.

Espero, eso sí, que todo Eloy maquinista del mundo no deba enfrentarse a ningún “lunes negro” en las vías de tren, y sólo tenga que centrarse en brindar trayectos esperanzadores a todos sus pasajeros que vienen y van. 😉

autocuidado


¿Alguien de tu entorno o tú necesitáis unas claves extra de bienestar? 

Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita 

¿Quieres que te ayude personalmente a construir un plan de acción alineado con una vida plena, feliz y con propósito? ¡Decídete ya y cambia para mejorar tus metas y tu vida!

Creo firmemente que un psicólogo online puede ayudarte a mejorar la forma en la que manejamos traumas o dificultades como la alerta de un posible suicidio.

Si quieres que te tienda un puente extra de consciencia, bienestar y poderío psicológico (estés donde estés), es muy fácil… 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Un abrazo y hasta pronto!

Cris. Decideteycambia.

detalle-ola_cristina centeno

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

 

Pin It on Pinterest