fbpx

¿Necesitas más disciplina para cuidarte?

Tabla de contenidos

Descubre 10 claves de psicología para ser más disciplinado a la hora de cuidarte

¿Quieres conocer algunas claves de psicología para tener más disciplina a la hora de cuidarte?

Levanta la mano si ahora en veranito a ti también te cuesta mucho más esfuerzo encontrar la #motivación y la fuerza de voluntad necesarias para cuidarte y mantenerte saludable.

Como casi todo en la vida, se trata de tu elección: ¿Te abandonas definitivamente al poder hipnótico de los heladitos y pospones tu plan de autocuidado hasta septiembre? ¿Prefieres aprovechar para combinar diversión, vida sana y bienestar introduciendo los cambios necesarios desde hoy mismo? ¡En tu mano está! #¡Tú decides!

En nuestro post “Ponte el mono de trabajo para mejorar tus #hábitos de autocuidado desde hoy” veíamos juntos/as los beneficios de ser más disciplinados y de tener un “orden” a la hora de incorporar hábitos más saludables a nuestra vida.

Ya sabemos que si logramos ser disciplinados/as conseguiremos vivir nuestra vida conforme a nuestros valores y deseos.

antidoto flojera - disciplina. Disciplina para cuidarte

Hemos visto que el mejor antídoto frente a la “flojera” a la hora de cuidarnos es nuestra disciplina. 😎 

Te he adelantado también algunas pinceladas de la aplicación de mi método Ilusión – Elección – Acción para lograr más éxito en la fijación y el mantenimiento de tus hábitos de autocuidado.

Avancemos un poquito más y veamos juntos la ruta de navegación para que aprendas a ser disciplinado/a y para que alcances la fuerza de voluntad que necesitas para construir una vida más saludable y más feliz.

Saca tu libretita de “hábitos felices” y vayamos, paso a paso para lograr más disciplina a la hora de cuidarte, entonces.

Metodo Cris. Ilusión - elección - acción


Clave 1. Conéctate con tu «porqué» (tu meta)

No queremos ir como pollos sin cabeza por la vida, así que, si queremos alcanzar el autocontrol, debemos tener una visión clara de lo que esperamos lograr, y de lo que supone para nosotros tener éxito en nuestro proceso de autocuidado.

Lo veíamos en nuestro último post, lo ideal sería que la ilusión y la motivación por el autocuidado nos dieran las alas necesarias para llegar volando a nuestro objetivo.

En cualquier caso, cuando vamos cortas de gasolina, debemos elegir un “porqué” que tenga un sentido para nosotras.

Nuestro “porqué” puede ser una necesidad; puede ser algo que nos motiva a nosotros/as

De hecho, pueden ser porqués con nosotros/as mismos/as o pueden tener un tinte algo más altruista, si sabemos que algo puede hacer feliz a otra persona, incluso. 😀 

En definitiva…

Fija 2 o 3 metas claras para ti… lo que sería más importante ahora mismo para ti para sentirte mejor, por dentro y por fuera.

faro autocuidado. disciplina para cuidarte


Clave 2. Cambia tu percepción acerca de tu fuerza de voluntad y escribe los beneficios de ser más disciplinado/a

Según un estudio de la Universidad de Stanford, la cantidad de fuerza de voluntad que tiene una persona está predeterminada por lo que concibe.

Si crees que tienes poca fuerza de voluntad, es probable que no superes esos límites. Si no te limitas, es probable que alcances tus metas.

Tanto si crees que puedes como si no, tienes razón. Henry Ford.

Nuestras ideas sobre la fuerza de voluntad y el autocontrol pueden llegar a determinarnos muchísimo. Si logramos eliminar esos obstáculos subconscientes y creemos que podemos conseguir lo que nos proponemos, entonces nos daremos el impulso adicional de motivación que necesitamos para cumplir nuestras metas.

Saber cómo la disciplina mejorará tu vida, te motivará a ser más disciplinado al cuidarte.

Es momento, por tanto, de escribir, en tu libretita de “hábitos felices”, las ventajas que puede aportar a tu vida y tu salud tener más orden y disciplina con tus hábitos de autocuidado, y fantasea con “tu mejor versión (a nivel físico, social y psicológico)”.

Eso sí… deja el látigo de la perfección y la autoexigencia para otro momento. No merece la pena rumiar las consecuencias negativas que tiene en tu vida no ser disciplinado/a. Ésas ya te las sabes de memoria. Ahora estamos en el proceso de mejora y “hacer zoom” en lo que puede motivarnos y empoderarnos por el camino.

motivos disciplina


Clave 3. Toma consciencia de tus fortalezas y, sobre todo, de tus debilidades

La mala noticia es que la vida mancha, que somos falibles y que todos/as tenemos áreas de mejora o defectillos que tienen efectos particulares en nosotros/as…

Estas sombritas pueden ir desde nuestra compulsión hacia la comida basura, como las patatas fritas o las galletas de chocolate, hasta la adicción a los videojuegos o los “like” de las redes sociales.

El descuento hiperbólico nos juega a la contra…

Para tu liberación, te hablaré muy brevemente de cómo nos afecta el descuento hiperbólico a la hora de apostar por el brócoli o el helado de chocolate.

Más contenido para ti!  "Creo que mi madre tiene ansiedad por COVID". Ayúdala

Ya sabemos que nuestro cerebro es creativo, intuitivo y bastante rápido; pero también tiene sus fugas 😉.

Esta singularidad cerebral del descuento hiperbólico significa que, a menudo, decidimos y nos comportamos como si el futuro no existiera.

Ya compartíamos juntas que, en tiempos de cuarentena, la cerveza, las aceitunas y las patatas fritas han formado parte de nuestra lista de productos estrella en nuestras compras del supermercado.

Sabemos que hemos atravesado una situación insólita con el coronavirus. No obstante, incurriremos en el sesgo de descuento hiperbólico si decidimos comer todos los días (de manera inconsciente o compulsiva) comida basura sólo por el “gustito” o la gratificación inmediata.

Con esta forma de alimentarnos tan cortoplacista y hedonista no contemplamos que estamos acumulando puntos para sufrir una enfermedad en el futuro.

¡Mucho cuidado, por tanto, con la visión cortoplacista!

¡Seguro que recuerdas el test de la golosina y pudiste ver cómo aquellos niños intentaban ejercitar su paciencia para obtener doble ración de premio!

¿Qué reflexión final pueden darte los niños y niñas del vídeo?

A veces es necesario aprender a posponer la gratificación en tiempo, si el objetivo a medio – largo plazo merece la pena.

En este sentido, mi compañera Esther, «Comesanovivesano» tiene muchísimo que decirte para incorporar a tu vida nuevos hábitos de alimentación saludable y autocuidado (a medio y largo plazo). 😉

Dejando a un lado este fallito cerebral, te invito a ser compasivo/a reconociendo tus debilidades, sin importar cuáles son.

A menudo, muchos de nosotros intentamos mostrar una coraza de invulnerabilidad o de “superman” o “superwoman” escondiendo nuestros puntos débiles.

Yo hago alarde de la imperfección y la vulnerabilidad y creo que tener a la vista nuestros defectos, incluso nuestra “adicción camuflada a la felicidad” nos ayudará a vencerlos.

Por cierto, si aún no conoces esta delicia de charla Ted de Brené Wrown, no puedo dejar de recomendártela: 

Es momento, por tanto, de conectarte con tu vulnerabilidad y tu autocompasión para borrar de tu memoria todos los intentos fallidos del pasado.

Tu histórico de “fracasos” son como esos “peces cagones” que te repiten que “no puedes, que no eres capaz y que eres un desastre total por tu falta de disciplina”.

Yo creo que nuestro pasado no predice ni determina nuestro pasado. Tú y yo hemos podido ser poco disciplinados/as en el pasado, pero siempre hay un momento para empezar a serlo, si comprendemos y nos comprometemos con todas las ventajas del nuevo hábito.

Elimina, por tanto, el etiquetado negativo de tu discurso mental y empieza a verbalizar…

«Puedo ser una persona disciplinada», o al menos, “me estoy esforzando por ser más disciplinado/a”.


Clave 4. Ejecuta tu plan de acción y empieza por ser disciplinado/a con pequeñas acciones.

Tener un plan de acción clarito, nos señalará cada paso que debemos dar para alcanzar nuestras metas.

A estas alturas, ya has diseñado los 2 o 3 hábitos de autocuidado que quieres cambiar, y ahora te tocaría ser lo más específico/a posible en los cambios que deberás aplicar.

A la hora de fijar nuestros hábitos de autocuidado, no sería válido decir: “quiero comer más verduras”, y no hacerlo. 😳 

autocuidado y salud

Por este motivo, debes organizarte con objetivos muy concretitos para que puedan convertirse, en un segundo momento, en hábitos.

Una buena idea es que apuntes cada día, en tu “libretita de hábitos felices”, aquellos mini-cambios que aplicarás diariamente hasta conseguir tus objetivos:

“Hoy haré la cama cuando me levante; fregaré los platos después de cenar; subiré las escaleras en lugar de coger el ascensor; beberé medio litro más agua; me pondré menos cantidad de comida en el plato; me daré el último chorro de agua fría en la ducha; me comeré dos manzanas o me saltaré el vaso de Coca-Cola de hoy”.

De todos estos ejemplos, te animo a elegir tres acciones nuevas diarias.

Construir pequeñas rutinas te dará seguridad y te motivará en tu camino.

Debemos darles mucho valor a esos pequeños gestos, ya que son el inicio de algo más grande.

Por otra parte, para mantenernos en el camino, y para establecer una meta clara, podemos crear un mantra para mantenernos más enfocadas. El mantra lo de dejo a tu elección.

Algunos ejemplos podrían ser:

“Me amo – me cuido”. “Yo soy – yo puedo”. “Merezco un cuerpo sano y fuerte”.


Clave 5. No postergues y empieza hoy mismo poniendo orden y rutina. 

La procrastinación es el gran enemigo de la disciplina. Además, cada vez que postergas, aumentas la ansiedad y la culpa que tienes con esa tarea.

Ya hemos también hablado del ingrediente “orden” al aproximarnos al constructo de la disciplina.

En este punto, tengo nuevas preguntitas para ti:

¿Qué es lo primero que haces cada día al levantarte?: ¿Es lo más importante para tu objetivo de autocuidado? ¿O te dedicas a apagar fueguitos mordisqueando galletas al salto?

¡Brian Tracy te animaría a incorporar más orden y eficacia a tu día “tragándote ese sapo, lo primero”.

Incluye tu disciplina, por tanto, en un horario posible, y en días posibles.

¿Cómo te llevas con tu reloj? 

Recuerda que una de las características más importantes de las personas disciplinadas es el factor tiempo. El control que tienen sobre el tiempo es total.

Un calendario, una agenda, una lista To Do” y un horario, son muletas fundamentales para mantener la disciplina. 

Aprende a bloquear el tiempo, saber qué vas a hacer de tal hora hasta tal otra, y ejecutar esa tarea delimitada en ese tiempo de manera constante y disciplinada va a llevarte a conseguir las metas y los resultados soñados.

tareas cambio habitos. disciplina para cuidarte

En el apartado de las muletas digitales de apoyo, además de mi inseparable Google Calendar, me gusta usar la app Toggl para registrar todas mis actividades y el tiempo que le dedico a cada una. Esto me permite ser mucho más realista en mis estimaciones.

Por cierto, hablando de actividades y tiempos…

¿Te estás priorizando tratando igual que a los demás, o te estás quedando sencillamente con las migajas de tiempo y energía?

Estar totalmente sincronizado/a con tus tareas es una clave fundamental para implicarte y tener más éxito. 

Mantén tu rutinita clara y no pierdas tu línea. Recuerda que también puedes decir NO. Eso sí, ser asertivo/a y negarte a determinadas peticiones abusivas, por ejemplo, cuesta más trabajo, por lo que necesitarás la disciplina y la motivación. 😛 

No obstante, no es malo ser practicar un poco de sano egoísmo para después darle al mundo tu mejor versión, ¿no te parece?

Y, precisamente, para pulir nuestra mejor versión, existen múltiples muletas de apoyo para facilitarnos la tarea de autocuidado.

Algunas muletas de apoyo para ponértelo más fácil a la hora de crear orden y rutinitas

Ya te he hablado de algunas Apps que uso habitualmente como Google Calendar y Toggl.

En este punto te quiero hablar muy brevemente de otras herramientas de reciente creación.

Uno de mis últimos descubrimientos ha sido la App Meyo. Meyo se trata de un asistente agradable y entretenido que incluye vídeos, rutinas de ejercicios, dietas personalizadas, meditaciones, juegos, consejos e incluso cortos que, con diferentes ejemplos, nos permiten hacernos dueñas y señoras de las 6 parcelas de nuestra vida.

Más contenido para ti!  Aviva el fuego de tu curiosidad para superar tu apatía

Desde comer sano, hacer deporte, dejar de fumar, dormir mejor, huir del estrés, cuidar las relaciones con los seres queridos, fomentar la sexualidad, rendir más en el trabajo, perder peso, aumentar masa muscular, fomentar el consumo responsable, hasta superar adicciones…

La app de Meyo hace un seguimiento de nuestra evolución y nos motiva a seguir cuidando nuestro cuerpo y su mente, instaurando hábitos positivos y eliminando los tóxicos. ¡Te animo a darle una oportunidad!

  • Herramientas del IBV

Con el objetivo de contribuir a la lucha efectiva contra la expansión del COVID-19, el Instituto de Biomecánica (IBV) puso a nuestra disposición una plataforma online con recursos para fomentar la nuestro bienestar durante y después de la etapa de confinamiento.

IBV es un espacio destinado a compartir consejos, iniciativas e información para promover un estilo de vida saludable en casa, ayudar a promover la conexión de nuestros mayores, mantenernos activos a través de actividad física segura o teletrabajar de forma saludable, por ejemplo.

app apoyo cambio hábitos


Clave 6. Póntelo fácil y simplifica tu travesía de autocuidado

Una manera de ponértelo fácil implica retirar las tentaciones de tu vista y, por tanto, de tu mente.

Puede parecerte simplón, pero Esther «Comesanovivesano» nos lo ha repetido por activa y por pasiva…

Si eliminas las tentaciones más tóxicas de tu entorno, tu disciplina mejorará notablemente.

Si quieres comer más saludable, por ejemplo, comienza por retirar, de tu nevera, tus cajones y tus escondites, la comida basura.

Si yo, por ejemplo, quiero bajar revoluciones y centrarme en mi sesión de yoga y meditación, me ayudará silenciar mi móvil y bloquear las notificaciones de redes sociales durante un rato largo.

Cuantas menos distracciones tengo, más tranquila y más enfocada estoy en mis tareas y mis metas de autocuidado. Te animo, en este sentido, a hacer una dieta “detox” de móvil durante, al menos, una tarde a la semana. ¡Sienta de lujo!

Otra manera de simplificarte el proceso implica también dejar todo el material preparado (tu ropa de deporte, la comida de tu dieta, la mesa de tu despacho ordenada), añadiendo anotaciones o recuerdos visuales motivadores.


Clave 7. Cambia tu rutina.

La rutina nos facilita la vida porque consigue que tengamos hábitos. Pero muchos de nuestros hábitos también están asociados a lo que queremos dejar de hacer. Así que, si introduces una nueva actividad, como descansar más y acostarte antes por la noche, puedes empezar por cenar media hora antes, y en lugar de ver la tele, ponerte a leer una novelita antes de dormir.

Por ejemplo, si tu meta es ponerte en forma o ir dos veces a la semana al gimnasio, lo mejor es que te marques “obligaciones”: cada martes y cada viernes iré al gimnasio.

cambio habitos_rutina_disciplina gimnasio

Aun así, sé flexible: si descubres que no puedes ajustarte a esta rutina, cámbiala y reajústala a tus necesidades o tu realidad cambiante.

Hablando de cambio de rutinas, algo fundamental para mejorar tu fuerza de voluntad es que te alimentes de manera sana y de manera regular.

El impacto de tu alimentación en tu cambio de hábitos

Parece un círculo vicioso, pero déjame recordarte que esa sensación de irritabilidad que sientes cuando tienes hambre, es real y puede causar un impacto importante en tu disciplina.

A menudo, un bajón de azúcar en la sangre, nos debilita, merma nuestra visión y puede transformarnos en personas gruñonas y pesimistas. ¿Estás de acuerdo, Esther «Comesanovivesano? 😉 

Cuando tenemos hambre, la capacidad para poder concentrarnos se daña y nuestro cerebro es incapaz de rendir bien. Es probable que nuestro autocontrol se debilite en todos los aspectos, incluyendo la dieta, el ejercicio, el trabajo e, incluso, nuestras relaciones.

Así que, para mantenernos en orden, fuertes, perseverantes, sanas y felices, comencemos cambiando una rutina básica: la de alimentarnos de manera saludable y regular.


Clave 8. Construye hábitos simples… “A mordisquitos todo resulta más accesible”

No te voy a engañar… Ser disciplinado/a y trabajar para crear un nuevo hábito puede ser algo desalentador al principio; especialmente si nos enfocamos en todoooo lo que tenemos que hacer.

Hay objetivos tan a largo plazo que parecen inalcanzables, como subir el K2 del tirón, en chanclas y sin agua. Para que esta situación no te haga sentir intimidada, no te compliques y hazte la vida (y la subida) fácil.

Si escalonas tu objetivo (y te equipas bien), tu ascenso será mucho más llevadero.

Subdivide, por tanto, tu reto en pequeños pasos, y en pequeños premios también. 

En lugar de intentar cambiar todo al mismo tiempo, acércate a tu meta a través de pequeños pasos: a “mordisquitos”. Piensa en hacer una cosa de manera consistente, y, con esa meta en la mente, lograrás dominarte.

Con la tarea que tienes entre manos “aquí y ahora” es más que suficiente.

Empieza la primera tarea, la terminas, y te felicitas. Sigues con la segunda tarea y la terminas… luego la tercera… y así hasta que has terminado todas las acciones y tareas de tu proceso de cambio.

mordisquitos habitos autocuidado

Esto también me ayuda a motivarme para entrenar las largas carreras: no salgo correr el primer día 2 horas de golpe. Empiezo entrenando 30 o 40 minutos al día y luego voy aumentando la distancia y la intensidad poquito a poco.

El empujón de los mantras motivadores y los mini-premios

Si te acercas a mi cabeza mientras corro, escucharás mantras motivadores de este tipo: “Crispi… Sólo 100 metros más… venga, ¡genial! Ahora un kilómetro más y listo… un poquito más. A por el siguiente kilómetro. ¡Tú puedes hacerlo!»

Y así, voy desmenuzando el camino, kilómetro a kilómetro, zancada a zancada, hasta llegar a la meta, a pesar del dolor, el esfuerzo y la vocecita que me dice: “Para ya, ¡Cris!”.

Ya durante en nuestra mesa camilla de la cuarentena solidaria, comentábamos que ir un poco cortos/as de sueño podría ser un buen hábito a introducir durante cuarentena. Si tú estás intentando dormir mejor, por ejemplo, empieza por irte a la cama 15 minutos antes cada noche.

Si lo que quieres es comer más saludable, pregúntale a Esther de «Comesanovivesano» primero.

Comienza por preparar por las noches tu comida del día siguiente. Puedes agregar más objetivos a tu lista según te vayas sintiendo más fuerte y preparada.

¡Y no te olvides de premiarte tras lograr cada mini-objetivo de cambio positivo en tu vida!

Perserva en tu cambio de hábitos (durante 21 días o alguno más!) 🙄 

duracion cambio habitos_perseverancia. disciplina para cuidarte

 


Clave 9. Prepara un mensaje de contra-ataque para cada excusa: tu plan B.

Por un momento, imagina que intentas comer más sanito, pero te diriges a una fiesta en la que se servirá mucha comida. Es ahí cuando sabes que tienes que torear con una situación difícil pero que resolverás.

Más contenido para ti!  Elige una alternativa eficaz ante decisiones difíciles

Antes de salir de casa, recuérdale a tu mente que, en lugar de zambullirte en el plato de saladitos y pastelitos, vas a beber un vaso de zumo de tomate y te enfocarás en charlar con gente interesante.

Llegar a la fiesta con un plan te ayudará a prepararte mentalmente y a tener el control necesario para la situación. Ahorrarás energía al no tener que tomar una decisión repentina basada en tus emociones.

Aumenta tu fuerza de voluntad con la técnica de «intención de implementación»

Esas claves están muy relacionadas con una estrategia que usamos los psicólogos para elevar nuestra fuerza. La técnica se llama «intención de implementación» e implica hacer previsión de respuesta y tener un plan alternativo a tu excusa.

En mi caso de la preparación de una carrerita: «Hoy no me apetece salir a entrenar. Es que hace mucho frío y lluvia… -> Crispi te pones una camiseta térmica y el chubasquero para correr y chimpún». ➡ 

“Total, si vamos a vivir tres días, mejor darme el gustito y comerme el bollo de chocolate-> Recuerda, Crispi, que luego te sentirás mal contigo misma y te costará volver a salir del bucle de la culpa. ¡Tu cuerpo, y tu invitada cándida, te lo agradecerán, y mucho!».

«Ahora me pongo Netflix y mañana llamo a mi madre para ver si necesita algo -> Crispi… vives lejos, y tal vez os alegréis el día mutuamente tu mami y tú. Sabes que si la llamas ahora, luego te sentirás mucho mejor».

Estos son sólo algunos ejemplos de mi “Pepito Grillo particular”, pero siéntete libre de usar tus reestructuraciones de “contraexcusa”.


Clave 10. Recompénsate y perdónate si es preciso

Por favor: sé compasivo/a y no te trates con tanta dureza.

Exigirte al máximo no quiere decir que no te puedes premiar. En todo hábito, hasta en la disciplina, debe existir un equilibrio.

Piensa en algo que te emocione y recompénsate cuando logres tus metas. Justo como cuando eras una niña pequeña y conseguías un premio por portarte bien. Pensar en algo que te guste puede ser la motivación que necesitas para tener éxito.

Antícipate para focalizarte mejor en tu meta de cambio

Anticiparte tiene sus beneficios, te da un motivo por el cual concentrarte y focalizarte en lo que quieres cambiar. Y cuando alcances tu meta, encuentra una nueva recompensa para continuar avanzando.

La recompensa es ese descanso que muchas veces necesitas, como cerrar los ojos 20 minutitos con una relajación de Mindfulness o ese trocito de chocolate negro que tanto querías. 😛 

Si tu objetivo, por ejemplo, es perder peso, no esperes a perder 5 “conflikilitos” para premiarte. Cada gramo es una victoria y ¡materializa que estás consiguiendo tu cambio de hábitos!

Debes entender, por más egoísta que parezca, que tu premio se ajusta a tus procesos y tus metas alcanzadas; así que haz de la recompensa algo tuyo, que te dé placer a ti.

Entender la recompensa de una manera clarita te ayuda a crear y mejorar tu disciplina a la hora de cuidarte.

adios flojera_cambio habitos


¿Y si la cosa no funciona y vuelves a tropezar con tus viejos hábitos tóxicos? 😥 

No nos pasemos de optimismo iluso y hagamos una parada de realismo. Incluso con todas nuestras mejores intenciones y nuestros planes bien definidos, a veces nos quedamos cerca de alcanzar nuestras metas de autocuidado. Esto suele pasar.

Puedes tener altibajos, grandes éxitos y fracasos lamentables, y todo estará bien. La clave es que sigamos avanzando.

Si tropiezas, reconoce lo que causó tu caída, extrae tu aprendizaje para la próxima, y sigue adelante.

No te dejes envolver por la culpa, la ira o la frustración, porque estas emociones solo te arrastrarán e impedirán tu progreso. Aprende de tus errores y perdónate.

Retoma el juego y vuelve a enfocarte en tus metas.


A modo de cierre

Ahora ya sabemos que no nacemos de serie con el pack de la disciplina, ésta es una competencia psicológica extra que vamos aprendiendo. Y, de la misma forma que con cualquier otra habilidad que queremos dominar, requiere de una práctica diaria y de repetitiva.

Igual que preparar una maratón, la fuerza de voluntad y la autodisciplina requieren de mucho trabajo y esfuerzo.

cris corriendo cambio habitos - maraton

Lo sé, lo sé… A medida que el tiempo pasa, puede ser cada vez más difícil mantener tu fuerza de voluntad en jaque.

Cuanto más grande sea la tentación o la decisión que tenemos entre manos, más difícil será hacerles frente a otras tareas que también requieren del autocontrol. Por eso, te invito, una vez más, a trabajar a diario en la construcción de tu autodisciplina.

Ya hemos visto en nuestro post cómo elegir nuestra mejor actitud y ejercitar cada día el músculo de la disciplina van de la mano.

Es más, en una especie de círculo vicioso bueno, ser disciplinado/a te ayuda a formar hábitos, y algunos hábitos de autocuidado te ayudarán a ser más disciplinado/a (y al revés también, claro).

Si todos/as nos motivamos mutuamente para seguir estos consejos y pasitos de disciplina psicológica lograremos encauzar nuestra travesía de autocuidado hacia nuestro puerto de bienestar.

Y hasta aquí todo lo que quería contarte sobre claves de psicología para ser más disciplinado/a en tus hábitos de autocuidado.

¿Necesitas un empujón extra para trabajar tu disciplina de autocuidado? Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita

sesion gratuita  cristina centeno

Al hilo de todo lo que hemos compartido, si crees que tienes una asignatura pendiente de tu bienestar, tal vez necesites un apoyo extra.

¿Quieres que te ayude personalmente a ganar en entrenar tu disciplina y mejorar tus hábitos de autocuidado?

Es muy fácil… Puedes reservar tu sesión estratégica gratuita conmigo AQUÍ

 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

¡Comenta y comparte!

Cuéntanos en los comentarios si conoces o sigues otras claves para mantenerte firme en tus hábitos de autocuidado, y comparte las ventajas de aplicarlas en tu vida.

Sin nada más que añadir…

¡Te animo a que te decidas y le des el empujón definitivo a tu proyecto de autocuidado para poder arribar a la paradisíaca isla que tienes en la cabeza! ¡Ya estás rozando la mejor versión de ti mismo/a!

Así que ahora ya lo sabes, pon en práctica estas claves para lograr ser más disciplinado/a en tus hábitos de autocuidado y ayuda a otras personas (sobre tacones o zapatillas 😉) a lograr sus metas de disciplina y autocuidado. ¡Comparte!

¡Un fuerte abrazo y feliz autocuidado!

Cris. #Decideteycambia

detalle-ola_cristina centeno

Descarga ya mi guía gratuita para conocer toda la hoja de ruta de mi método Ilusión -> Elección -> Acción.

Libro Cris

*Imagen principal de silviarita en Pixabay 

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

2 comentarios en “¿Necesitas más disciplina para cuidarte?”

Deja un comentario

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest