Stop al bullying entre madres

Ser madre es una de las experiencias más gratificantes de la vida, pero también puede ser desafiante ya que lamentablemente, algunas madres pueden enfrentar hostilidades y comportamientos intimidatorios por parte de otras madres, lo que puede tener un impacto significativo en su bienestar emocional y el de sus hijos; por lo que abordaremos el fenómeno del bullying entre madres, sus ejemplos, consecuencias y cómo podemos detenerlo para promover una comunidad materna más empática y solidaria.

¿Qué es el bullying entre madres?

El bullying entre madres, también conocido como «mom-shaming» en inglés, se refiere a la práctica de criticar, juzgar o acosar a otras madres por sus decisiones de crianza, estilo de vida o aspecto físico.

Este comportamiento puede manifestarse de diversas formas, desde comentarios despectivos hasta exclusión social y burlas públicas.

Lo vemos en las redes habitualmente… Todo el mundo tiene una opinión o un juicio que compartir sobre cómo lo hacen o lo dejan de hacer l@s demás.

Reconozco que, antes de ser madre, yo también opinaba a la ligera sobre lactancias, colechos y crianzas ajenas. Ahora, en pleno melocotonazo de la maternidad, como psicóloga y madre con la L de aprendiz, sé que la maternidad puede ser un viaje emocionalmente desafiante, así que ya no me atrevo y sólo me brota la empatía y admiración por los melocotonazos ajenos.

Ejemplos de bullying entre madres

Críticas Constantes

Una forma común de bullying entre madres es a través de críticas constantes, esto puede incluir comentarios negativos sobre la forma en que una madre cuida a sus hijos, su apariencia física o sus elecciones de estilo de vida.

Estas críticas pueden socavar la confianza y la autoestima de la madre afectada, dejándola sintiéndose insegura e incompetente.

Exclusión social

Otro ejemplo de bullying entre madres es la exclusión social, lo que puede implicar excluir deliberadamente a una madre de actividades sociales, grupos de juego o eventos comunitarios, simplemente porque no cumple con ciertos estándares de crianza o no encaja en el grupo social.

La exclusión social puede dejar a la madre afectada sintiéndose aislada y marginada, lo que puede tener un impacto negativo en su bienestar emocional.

Consecuencias del bullying entre madres

Impacto en la salud mental

Las madres que son objeto de bullying pueden experimentar altos niveles de estrés, ansiedad y depresión.

La constante crítica y hostilidad pueden afectar su autoestima y confianza en sí mismas, y pueden llevar a problemas de salud mental a largo plazo.

Efecto en el desarrollo infantil

Además del impacto en la salud mental de las madres, el bullying entre madres también puede afectar el desarrollo emocional y social de sus hijos, puesto que los niños son muy sensibles a las emociones y tensiones en el hogar, y pueden verse afectados negativamente por el estrés y la angustia de sus madres.

Además, ser testigos de comportamientos hostiles entre adultos puede modelar patrones de comportamiento negativos en los niños, perpetuando así el ciclo de bullying.

Beneficios de que las madres se apoyen mutuamente

Es importante fomentar un entorno en el que las madres se apoyen mutuamente en lugar de criticarse unas a otras porque cuando las madres se apoyan entre sí, todos se benefician:

  • Reducción del estrés: El apoyo mutuo puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, proporcionando un espacio seguro para compartir preocupaciones y desafíos comunes.
  • Fomento de la autoestima: El apoyo y la validación de otras madres pueden ayudar a fortalecer la autoestima y la confianza en sí mismas.
  • Creación de comunidad: Al unirse en solidaridad, las madres pueden crear una comunidad de apoyo donde se sientan valoradas y comprendidas.
cómo detener el bullying entre madres o mom-shaming

Cómo detener el bullying entre madres

Para detener el bullying entre madres, es importante fomentar una cultura de empatía, respeto y compasión. Esto puede incluir:

  • Educación y sensibilización: Crear conciencia sobre el impacto del bullying entre madres y sus consecuencias en la salud mental y el bienestar de las familias.
  • Promoción del respeto: Fomentar el respeto mutuo y la aceptación de las diferencias entre las madres, reconociendo que cada una tiene su propio camino único en la crianza de sus hijos.
  • Fomento del apoyo mutuo: Promover el apoyo y la solidaridad entre las madres, brindando oportunidades para que se conecten, compartan experiencias y se apoyen unas a otras.

En ocasiones, juzgamos desde el desconocimiento, cuando en realidad deberíamos ser más empáticas y comprensivas entre nosotras.

¿Y si dejamos de juzgar cada acto de ma/ paternidad ajeno y ampliamos nuestro mapa vital entendiendo que hay circunstancias, decisiones o formas de criar como madres, padres y cachorros?

Sencillo y autoexplicativo: Si no conoces el trasfondo de cada acción de crianza, no juzgues ni critiques.

Lo que es evidente es que lo hacemos todas como MADREMENTE podemos, así que, una vez más, brindemos por la sororidad entre nosotras, que bastante peso cargamos a diario en esta aventura.

¿Necesitas un apoyo específico para superar tus dificultades?

Si quieres que te ayude en el camino de conectar con esa fuerza fina para custodiar tu mente, tus emociones y tus acciones con firmeza, no dejes de reservar tu sesión estratégica con nuestro equipo de psicólogos.

Podrás compartir, en un contexto de completa confianza y empatía, una sesión online o presencial, en Tenerife o en Madrid.

¡Vamos a darle un empujón a tu bienestar!

La buena vida para ti siempre.

Un abrazo fuerte,

Cris. Decideteycambia.

Pin It on Pinterest