Entre expatriados y navegantes emocionales

“El exiliado mira hacia el pasado, lamiéndose las heridas; el inmigrante mira hacia el futuro, dispuesto a aprovechar las oportunidades a su alcance.” Isabel Allende.

¿Tomaste la decisión de hacer el petate y cruzar un océano lejos del calorcito de tu barca cómoda, tranquila, previsible y calentita? ¿Te atenaza el estrés, la nostalgia, el miedo, las preocupaciones y los mini o maxi retos del expatriado? 

Si vives lejos del hogar o te estás planteando surcar y explorar nuevos océanos, este camarote puede interesarte mucho!

Ya lo he compartido contigo, vivo como expatriada feliz en Baden-Baden (Alemania) y, en mis muchas de mis terapias, tanto presenciales como on-line, mis pacientes me plantean una demanda clara: la importancia de tener un apoyo psicológico en español, para lograr más bienestar en cada uno de los cambios y retos de la migración. En concreto, la «expat» Valentina lo planteaba así:

“Cris… Llevo 5 años viviendo en Alemania y no termino de adaptarme y aclimatarme a mi entorno. Siento una angustia casi permanente porque aquí todo supone un esfuerzo y un gran shock cultural. He perdido la brújula interna que antes me orientaba, y las herramientas que usaba ya no me sirven. Sé que ya no soy la misma de antes, pero, a veces, me siento extraña aquí y en mi antiguo hogar. Me gustaría reencontrarme y sentir que sigo llevando yo las riendas, en las decisiones y los cambios con los que me toca lidiar cada día.”

La dificultad a la hora de relacionarnos, de dominar un idioma extraño (hay que armarse de mucha paciencia y energía para afrontar el aprendizaje del rudo alemán, por ejemplo), de encontrar un empleo y de lograr una nueva red de apoyo son pedruscos que, a menudo, dificultan nuestra adaptación, hasta el punto de generar problemas que precisan la ayuda de un psicólogo para expatriados.

En los últimos dos años he comprobado una realidad cada vez más frecuente: dado el elevado número de hispanohablantes que nos instalamos en otros países, contar la ayuda de un psicólogo puede marcar la diferencia entre ir dando brazadas erráticamente, medio ahogados y abrumados por las tempestades de la migración y agarrarnos a un buen bote salvavidas para atravesar la mar picada.

En cualquier caso, no nos servirá cualquier psicólogo, necesitamos a un buen profesional especializado en decisiones y novedades del expatriado, que hable nuestra lengua materna, y que pueda entendernos y acompañarnos en el proceso de cambio. Algo fundamental para lograr mayor comprensión, cercanía y bienestar en el proceso de apoyo psicológico y sentirnos “como en casa”.

*Imagen de MikesPhotos en Pixabay 

Al hilo de lo anterior, en esta parada, nos toparemos con el salvavidas psicológico del expatriado (en español, por supuesto!): una equipación extra para afrontar las elecciones, los cambios y las demandas del proceso migratorio. Nos arroparemos con nuestra lengua materna, para exprimir al máximo tu nueva aventura. Juntos descubriremos nuevas herramientas de aprendizaje y de fortaleza emocional para que te abras e integres la novedad en tu vida, relacionándote de manera más satisfactoria, optimista y confiada con los retos y oportunidades (laborales, académicas, sentimentales, sociales o personales) que te brinda tu nuevo entorno.

Ahora ya sabemos que ser buen decisor y camaleón es especialmente importante en el día a día de expatriados y navegantes emocionales.

Durante las próximas semanas encontrarás en este rinconcito recursos especialente útiles para afrontar las decisiones y los cambios más típicos de un expatriado o navegante emocional, así que no te despegues de tu pantalla. 

Contaremos, por supuesto, con el apoyo de otros navegantes emocionales y expatriados felices que nos ayudarán a surfear las olas del cambio!

El dinero de los países ricos viaja hacia los países pobres atraído por los jornales de un dólar y las jornadas sin horarios, y los trabajadores de los países pobres viajan, o quisieran viajar, hacia los países ricos, atraídos por las imágenes de felicidad que la publicidad ofrece o la esperanza inventa. El dinero viaja sin aduanas ni problemas; lo reciben besos y flores y sones de trompetas. Los trabajadores que emigran, en cambio, emprenden una odisea que a veces termina en las profundidades del mar Mediterráneo o del mar Caribe, o en los pedregales del río Bravo. 

«Patas arriba: La escuela del mundo al revés» (2008), Eduardo Galeano.

* Imagen de TheDigitalWay en Pixabay 

* Imagen de Pete Linforth en Pixabay 

* Imagen principal de 畅 苏 en Pixabay  

Descarga ya mi guía gratuita para conocer toda la hoja de ruta de mi método Ilusión -> Elección -> Acción!

Libro Cris

No dejes de compartir este tipo de contenido para que otros navegantes emocionales puedan llevar también las riendas de su vida y tener más bienestar! Gracias mil por estar ahí y por leerme.

Un abrazo,

Cris.

* Foto principal de PIRO4D en Pixabay 

Soy Cristina Centeno y te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

Deja un comentario

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest