fbpx

¿Te sientes ansioso o depre en tu confinamiento?

¿Estás ansioso o depre? Claves de bienestar psicológico para tu encierro

¿Mis queridos navegantes emocionales, ¿qué tal estáis llevando estos días de encierro aquellos que no podéis salir de casa debido a la emergencia sanitaria por el virus?

Ya te comentaba hace sólo cinco días, que lograr más bienestar psicológico en esta situación tan extraña, incierta y preocupante es algo posible y hasta necesario.

Considero que podemos salir reforzados de esta navegación tan convulsa, incluso. En sólo unos párrafos, intentaré demostrártelo, pero antes te contaré muy brevemente cómo vivimos expatriados como yo todo este tsunami en la distancia.

Coronavirus, limonada y +bienestar

*Imagen de Free-Photos en Pixabay 


Mi vivencia del coronavirus como expat.: tiempos extraños y retadores.

No es la primera vez que te hablo de la cara más amarga del coronavirus. Puedes echarle un vistazo a mi post «Remedios de psicología cognitiva y Mindfulness para combatir tu ansiedad por la crisis del coronavirus« para refrescar tu memoria. 

Desde mi reducto de relativa paz en Baden-Baden te escribo nuevamente y comparto contigo que estoy siguiendo de cerca la situación en todo el mundo; muy especialmente en mi ecosistema directo y en España, y que empatizo completamente con la desazón de muchas personas.

Mi panorama actual en Alemania 

Muy brevemente te cuento que en Alemania, los datos también cambian de minuto a minuto, pero aquí ya hay casi 9000 personas infectadas por el coronavirus, lo que supone más de mil casos nuevos respecto al día anterior, según el recuento del Instituto Robert Koch. A esto añadimos que un total de 23 personas ya han fallecido por la infección.

Con el fin de restringir el contacto social y tratar de frenar la propagación del virus en el país, el gobierno alemán también ha instaurado diferentes medidas como el cierre de todos los centros educativos y establecimientos no esenciales: comercios, locales de ocio, parques, iglesias, mezquitas, cancelación de eventos, así como cierre parcial de las fronteras terrestres con Francia, Austria, Suiza, Luxemburgo y Dinamarca.

Aquí aún no se ha declarado el estado de alarma y el confinamiento en casa de 15 días es sólo una recomendación. Aun así, yo he decidido seguir esta pauta de «encierro por responsabilidad» y mi rutinita también se ha modificado.

Los expat. también nos asustamos y nos quedamos sin papel higiénico😉

También te cuento que el pasado viernes 13 de marzo nos desabrochamos el cinturón y nos bajamos del avión que nos acercaría a los nuestros en Madrid. Era importarme volar, pero protegernos y proteger a los nuestros en la distancia lo es aún más.

Ahora trabajo todo el día desde casa, sin poder ver ni dar calor presencial a mis pacientes. Aún así, procuro seguir una rutina diaria ordenada y variada, comunicándome con mis amigos y seres queridos por teléfono, chat y videoconferencia.

Dime qué llevas en tu bolsa de la compra y te diré cómo eres… 

Muchos de mis vecinos, además de haber acabado con las existencias de papel higiénico, gel desinfectante, mascarillas y harina 😯 también se preguntan preocupados si Alemania está haciendo lo suficiente contra el coronavirus. Consideran, en la línea de lo que viven, sufren y hacen países vecinos como Italia y España, que habría que tomar medidas de prevención más ambiciosas contra la pandemia.

Lamentablemente, no soy ninguna experta en la evolución, la sintomatología o la forma de frenar el virus. Confío y le hago la ola, eso sí, a todos los profesionales sanitarios que se están dejando el pellejo por salvaguardar la burbuja que nos protege del horror y por vencerle la partida al maldito virus.

Desde mi rinconcito de psicóloga, eso sí, llevo varios días dándole al coco para recopilar claves que nos ayuden a todos a lograr más calma, más bienestar y más fortaleza psicológica.

Virus y bienestar psicológico

*Imagen de Thomas Malyska en Pixabay 


Los retos de la situación actual

En los últimos días, varios pacientes y conocidos han contactado conmigo para plantearme demandas de apoyo psicológico relacionadas con el virus, con la sensación de incertidumbre y miedo generalizados, con los problemas de la convivencia intensa tras el confinamiento en sus hogares, las preocupaciones económicas y laborales, etc.

Salir de casa sólo en caso necesidad, y siempre extremando precauciones es una faena. No tener libertad para moverte allá donde quieras ir genera incomodidad y angustia.

Aún así, como practicante de la psicología positiva siempre procuro ver el lado optimista de cada situación, independientemente del contexto que nos toque vivir.

Sabemos ya que este punto de encierro, también puede ser un excelente momento para tomar conciencia, para estar más presentes y para reflexionar sobre si debemos hacer algunos cambios en nuestra vida y nuestra sociedad. ¡Decídete ya y cambia, vaya!

Cuando ya no podemos cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos. Viktor E. Frankl.


Aprende a lidiar con la incomodidad y sácale partido

La cuarentena que estamos viviendo por la crisis del coronavirus se parece psicológicamente a un secuestro. Se trata objetivamente de una situación traumática que puede llevarnos a situaciones emocionales complicadas; momentos que una gran parte de la población en los países occidentales no habíamos vivido antes.

Más contenido para ti!  Asume tu responsabilidad frente a esta crisis

Ahora se pone a prueba realmente nuestra fortaleza psicológica y nuestra capacidad para convivir con la incomodidad de unos días de encierro, sin duda.

Te comentaba en mi último post que los primeros pasos implicarían aceptar la realidad actual y sentir la emoción que surja dentro de nosotros: ya sea tristeza, vacío, miedo, impotencia, enfado, ansiedad, o bien colaboración, gratitud, calor familiar, esperanza…

También puedes gritar y darle puñetazos al saquito de boxeo, si lo deseas, y no pasa ni media. 

Después toca, eso sí, bajar el volumen de las emociones y dejarlas también en «cuarentena», entendiendo que…

A situaciones de pandemia y de encierro anormales, lo más lógico es que se den respuestas emocionales extrañas y algo desajustadas. 

Hablando de situaciones de encierro anormales, precisamente una de mis pacientes me decía ayer que se sentía como en una prisión. Me comentaba que estaba harta, de estar todo el día, encerradita en casa y que esta situación era realmente insoportable.

¿Tú también te sientes encerrado/a y ves tu casa como una prisión?


Reconcíliate con tu situación de encierro 

«¿Pero, ¿cómo hago eso, Cris? « Supongo que algunos de vosotros os estáis haciendo esta pregunta.

Déjame que te hable de Lucía, una de mis mujeres diamante.

Mi amiga Lucía me comentaba ayer que estaba pendiente de una resolución de ERTE en su empresa y, tan creativa y optimista como siempre, ya estaba planeando esta temporadita de encierro forzado y de incertidumbre (sanitaria, laboral, económica y social) como un momento perfecto para afilar el hacha, cuidarse más y mejor y cuidar a la gente de su entorno.

Lucía me dijo que tenía previsto hacerse un retiro balinés en su habitación de estudio, y que quería aprovechar para cocinar más sano, meditar más, hacer más ejercicio en casa, leer más y llamar a la gente que no tenía a mano (yo fui una de las afortunadas en la llamada de la suerte de ayer 😉).

Tal vez sea el momento de que todos ganemos un punto de conciencia y asimilemos que seguimos siendo libres; libres de elegir con qué actitud vivimos este encierro.

Ahora puedes elegir ver tu hogar como una prisión, o reconciliarte con tu casa viéndola como si fuera un templo.

A todos nos encanta salir a corretear por el parque, tapear con amigos en una terraza, tomar el sol en la playa y poder ir de conciertos libremente, pero, también creo que los días nublados (y aquí en el sur de Alemania hay unos pocos) sirven para valorar más los días de sol.

Concibe tu casa como un templo

tu casa_tu templo

Tu perspectiva sobre tu propia situación es totalmente diferente si consideras que tu casa es un templo. Un lugar donde la gente esté a salvo, un universo donde, en lugar de mirar hacia afuera, sin tener a mano toda esa estimulación y vidilla exterior, nos toca mirar más hacia adentro, en nosotros mismos, en nuestros hábitos.

Pues eso, la canción de Amparanoia nos viene al pelo, y nos invita a mirar hacia dentro: 

Tú siempre puedes elegir si quieres que tu casa sea una prisión o un templo.

Ésta es una elección personal e importante, sin duda:

decides si quieres seguir viendo tu casa como una prisión o no.

Esto sí que depende exclusivamente de ti y está en tu mano.


Crea tus rutinitas

La vida nunca se vuelve insoportable por las circunstancias, sino solo por falta de significado y propósito. Viktor E. Frankl. 

Tu mente necesita rutinas o automatismos para pensar menos. Esto es así.

Es lógico que la situación atípica que estamos viviendo nos saque de nuestro contexto habitual de trabajo y vida. Aun así, te aconsejo, por ti por tu bienestar emocional, que intentes mantener tus rutinas y las adaptes a la nueva situación.

Tampoco hace falta que ahora te conviertas en la persona más productiva del mundo… La clave, una vez más, será encontrar un punto de equilibrio entre la acción compulsiva y la apatía o la dejadez más absolutas. Si tu rutina te lo permite, deja espacio para el silencio, para no hacer nada, para reconectarte y apagar la autoexigencia y el modo piloto automático.

Es cierto, eso sí,  que mantenerte ocupado/a te ayudará a aplacar tus nervios. Mantener tu mente ocupada en cosas productivas es mucho mejor que mantenerla ocupada en dramatismos. Cuando te canses de Netflix y los videojuegos, algo tan simple como la lecturita de una buena novela puede ser la salvación. Yo ahora estoy enganchadísima a “La madre de Frankenstein” de mi querida Almudena Grandes. 

¡Darle vacaciones a la mente de vez en cuando es maravilloso, sin duda! 

Con hoy es suficiente… No planifiques a largo plazo

Ahora no es momento de planificar a largo plazo. Debemos ir viendo cómo cambia y evoluciona la situación casi día a día. Es posible que esta situación se alargue para todos; pero nadie ni nada puede darnos una respuesta a día de hoy. Así que, cuanto antes te hagas a la idea de este panorama y te centres en lo que está en tu mano HOY, antes te adaptarás.


Cuídate por dentro y por fuera

Aliméntate bien

¿Sabes que cada español puede engordar cuatro kilos durante el confinamiento por el coronavirus?

Durante estos días de cuarentena es muy importante que sigamos las medidas dietéticas de siempre, es decir, una alimentación sana, variada y equilibrada. Pero si vas a hacer menos ejercicio físico y tu actividad se está viendo reducida, tendrás que consumir, por tanto, muchas menos calorías.

Más contenido para ti!  Usa tus caminatas para decidir y cambiar mejor

Por una parte, evita todo lo posible el consumo de grasas saturadas, ya que aumentan los niveles de colesterol y el riesgo cardiovascular. Disminuye también en tu dieta el consumo de hidratos de carbono, especialmente aquellos de absorción lenta.

Alimentación saludable

*Imagen de RitaE en Pixabay

El hecho de estar en casa durante un largo periodo de tiempo puede llevarnos a una sensación de ansiedad por vernos atrapados.

Cuando tenemos un pico de ansiedad es muy habitual que, nuestro cuerpo nos pida comer alimentos dulces y poco nutritivos. Sin embargo, este mal hábito tiene efectos significativos en nuestra salud tanto física, psicológica e intestinal. Este tipo de alimentos debilitan tu sistema inmune sino pueden empeorar el estado de ánimo en tiempos en los que mantener una actitud positiva resulta elemental.

Para que esto no ocurra, la nutricionista Ángela Dau, por ejemplo, detalla cuáles son los alimentos estrellas para combatir la ansiedad y el estrés durante la cuarentena.

Recuerda añadir a tu lista de compras nueces (1), arándanos (2), chocolate amargo 70% de cacao (3), guineo (4) y manzana (5). Yo le añadiría avena y quinoa a este listado, pero este anexo ya es sólo parte de mis preferencias personales de alimentos felices. ¡Ahí te lo dejo!

¿Estás comiendo por hambre o por aburrimiento?

Por otra parte, para evitar la alimentación emocional, los picoteos “furtivos”, las visitas constantes al frigo o el armario de las galletas, es importante que…

  • Mantengas las rutinas de horarios para las comidas principales.

  • Comas con platos y sentadito/a en la mesa.

  • Intentes masticar cada bocado, oliendo saboreando alimento, de una manera más consciente.

Ah, y no olvides que, si cuidamos nuestra alimentación además de cuidar nuestra salud, estaremos mejorando nuestro estado de ánimo 😉.

No dejes de pasarte por el blog de mi compañera Esther, «Comesanovivesano» para incorporar a tu vida nuevos hábitos de alimentación saludable y autocuidado.

Muévete todo lo que puedas

Estás más que demostrado que la falta de movilidad, cuando se prolonga durante largos periodos de tiempo, puede provocar que te topes con problemas de rigidez articular, que pierdas fuerza y masa muscular, que aumenten los problemas respiratorios que puedas tener, que aparezcan problemas circulatorios, etc. Además, esa falta de movilidad podría llegar a afectar a tu estado mental.

Así que, igual de importante que tu alimentación es, por tanto, que muevas tu cuerpito serrano. Practica, en casa, todo el ejercicio físico que te resulte posible. Cuanto más, mejor.

¿Y para los que necesitamos practicar deporte a diario?

Tampoco tenemos excusas. Ahora no podemos salir a correr ni ir al gimnasio, pero podemos seguir en forma usando diferentes apps para hacer ejercicio en casa como Freeletics, Sworkit o como Mammoth Hunters, que ofrecen 3 meses premium gratis.

Mi amiga Ade me pedía hace unos días algunos truquis para montar su propio gimnasio en casa y yo me puse las pilas para motivarla con mis juguetitos de mini-tortura. Ahora ya sabemos que ¡el gimnasio de Instagram está abierto 24 horas al día!

Con la numerosa oferta de clases de yoga, fitness,  crossfit online (YoEntrenoEnCasa, @yoguineando,  Crossfit Maliciosa), ya te puedes calzar las zapatillas para «sudar el jamón»!

Si no acabas padeciendo agujetas durante la cuarentena, ¡es porque no quieres!

Ésta es mi lista de Spotify para sudar el jamón, por cierto!

 Mi gata Indi, sin embargo, ¡es más de meditar con Xuan Lan 😉!


Pon en juego la solidaridad, la generosidad y la creatividad

Es cierto también que tener que quedarnos en nuestros “templitos” casi por obligación, con un cambio repentino de hábitos y actividad, influirá en nuestro estado emocional añadiendo mayor tensión. Te recomiendo elegir vivir estos momentos con la intención de crear nuevas formas de estar con tu pareja o tu familia.

Si las parejas deciden separarse por estar juntas en aislamiento, tal vez ésta es una señal de que no deberían estar juntas desde el principio. Triste, pero real.

Ésta es la oportunidad perfecta, por tanto, de re-pensar y reformular cómo te quieres relacionar con los tuyos a partir de ahora.

Sé que para algunos de vosotros esta situación de confinamiento en casa está siendo más complicado que para otros: los más extrovertidos y los que viven solos seguramente echen mucho en falta la vida social.

Por salud mental, sigue siendo importante que mantengamos el contacto con nuestros amigos y que tendamos puentes hacia el exterior (con una videoconferencia o una simple llamadita de teléfono).

Del caos también surgen nuevos espacios de reflexión y de creación

Déjame añadir que está claro que, en momentos de cambio social o transiciones abruptas, surgen siempre espacios para la reflexión, para la conciencia y el sentir de manera global.

La psicóloga Francesca Morelli ha subrayado, en este sentido, una serie de factores dignos de considerarse. Te invito a que te detengas a escuchar su voz en estos últimos días tan desconcertantes.

También podemos ver otros ejemplos muy claros de cómo desde la desesperanza y la angustia también nacen la esperanza y la solidaridad con otros. Y a veces, también la parte más creativa del lado humano. El concierto que dio Jorge Drexler (el más multitudinario de su carrera) es un ejemplo claro.

Tal y como dice el propio Drexler en la canción que compuso la semana pasada:

“La paranoia y el miedo no son ni serán el modo. De ésta saldremos juntos poniendo codo con codo”.

Aprovecha las opciones gratuitas para darle vidilla a tu encierro

Artistas y profesionales de todo tipo están ofreciendo actividades gratuitas online durante estas semanitas de encierro. Conciertos en Instagram, obras de teatro completas en YouTube, charlas en streaming, toda la programación de Movistar+ Lite, etc.

Aprovecha también todas estas propuestas o este interesante kit de supervivencia cultural para el encierro, de la mano de El País. 

Más contenido para ti!  ¿Quieres más bienestar? Practica más yoga

Lo sabemos de sobra… Podemos invertir estos días convulsos rumiando quejas y escenarios catastrofistas de todo tipo, o podemos optar por hacer algo un poco más útil.

Por ejemplo, podrías comenzar un plan de entrenamiento para fortalecer tus piernas o podrías acceder gratis al programa de sesiones para reducir la ansiedad de la App de relajación guiada y Mindfuldness «Petit Bambou».


Aplica la vía del humor al “coronilla” y ríete mucho…

Si no tuviera sentido del humor, hace mucho tiempo que me habría suicidado”. Dalai Lama.

Buenafuente te diría, en este punto, que reír es la única salida. Y creo que hoy, el título de su libro tiene más sentido que nunca.

Incluso en los momentos más duros surge el buen humor como un arma de lucha colectiva contra la pandemia; una de las vías de escape más saludables y necesarias para seguir adelante con un complicado día a día.

Si ya puestos, mezclamos humor y música, ¡placer sobre placer!

¿Cuántos “memes” y chistes has recibido apelando a la obsesión por el papel higiénico? 😈 

El coronavirus también es trending topic en todos los chistes y ‘memes‘ que se comparten en los grupos de WhatsApp estos días. Hay algunos más básicos, pero también he visto auténticas genialidades.

Como psicóloga considero que el humor es una buena manera de encajar golpes y siempre es mejor reír que llorar. Así que en este rinconcito puedes encontrar una pequeña muestra de ‘memes‘ sobre el coronavirus.


Valora, agradece y aprende sacando la lección de todo esto…

Son momentos para parar. Puede que ahora sea el momento de replantearte tu particular lista de valores y que aprendas a parar, a valorar y agradecer lo que realmente cuenta y es importante.

La premisa es fácil: aprende a practicar la gratitud y a apreciar lo que tienes en tu día a día y no sólo cuando las cosas van mal. No puedo dejar de recomendarte el uso diario de la app Gratitute para registrar (con fotos o  mensajitos de valoración positiva) qué cosas se ganan el premio al momento feliz del día.

Tal y como te comentaba, es evidente que valoramos más los días de sol después de varios días grises de frío y lluvia, y también agradecemos más lo que tenemos cuando sentimos que peligra.

Puede que parar ahora mismo es la opción que no apetece, pero es, sin duda, la que más necesitamos.

¡Son las 20h! ¡Toca aplaudir! 

Esta época difícil que estamos viviendo también puede ser muy propicia para ponernos una oreja por dentro, para acercarnos a nosotros mismos, para conectar con nuestros valores más profundos, para practicar la gratitud en un diario, o bien a grito pelado, todas las noches las 20h. desde tu balcón.

También puedes expresarte cantando, ¡up to you! Todo sirve para hacerles llegar nuestra gratitud a todos esos héroes anónimos que nos cuidan ¡y se juegan el pellejo por nosotros! Fíjate en el bonito homenaje que la soprano Begoña Alberdi rinde a los sanitarios desde su balcón: 


A modo de cierre…

Ya lo hemos dicho. Nada ni nadie debería arrebatarte tu capacidad de mantenerte positivo haciendo cosas útiles para los demás y para ti mismo/a.

¿Qué nos diría el gran Martin Luther King Jr. en estos momentos?

«Si no puedes volar, corre.

Y si no puedes correr, camina.

Si no puedes caminar, gatea.

Sin importar lo que hagas, sigue avanzado hacia adelante».

Como has podido comprobar, aún en época de confinamiento hay bastantes cosas que están en tu mano.

Espero que todas estas claves te ayuden a lograr más bienestar, tranquilidad, flexibilidad y humor en estos días de encierro.

El factor humanidad sigue siendo clave, y en nuestra mano está convertir la debacle en algo aún peor por irresponsabilidad, hedonismo desfasado, nerviosismo o intolerancia a la frustración o, por el contrario, convertirnos en parte de la solución a este marrón y frenar el factor R=0 del “Coronilla”. ¡De ti depende!

Al Pacino nos lo recuerda, de manera muy parecida, en este discurso tan motivador:

O sanamos (y luchamos) como equipo contra el coronavirus, o bien, morimos como individuos.

Todo va a estar bien, porque (casi, casi) somos héroes

Nos lo recuerda y canta así de bien Litus en este espectacular directo de la banda de Late Motiv y Gospel Factory homenajeando al gran David Bowie:

Pues eso, seguro que ya conoces de sobra la leyenda que salvó al rey. Si no es así, échale un vistazo al cuentecito «Esto también pasará». 

«Andrá tutto bene». ¡Todo irá bien! O como diría mi buena amiga Maider: ¡atorrena datorrela… aurrera beti! Venga lo que venga… ¡siempre adelante!

Optimismo ante coronavirus. Todo irá bien. Venga lo que venga… ¡siempre adelante!

*Imagen de adolfoleite0 en Pixabay

¿Necesitas un empujón extra? Decídete ya y reserva tu sesión estratégica gratuita

sesion gratuita  cristina centenoAl hilo de todo lo que hemos compartido, si crees que tienes una asignatura pendiente con tu bienestar, tal vez necesites un apoyo extra.

¿Quieres que te ayude personalmente a ganar en bienestar?

Es muy fácil… Puedes reservar tu sesión estratégica gratuita conmigo AQUÍ

 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

Descarga ya mi guía gratuita para conocer toda la hoja de ruta de mi método Ilusión -> Elección -> Acción.

Libro Cris

Como siempre, gracias mil por estar ahí y dedicarme un rato de tu encierro.

Un abrazo y hasta pronto,

Cris. Decideteycambia.

*Imagen principal de Štěpán Karásek en Pixabay  

 

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

10 comentarios en “¿Te sientes ansioso o depre en tu confinamiento?”

  1. Hola!! Es una situación difícil y complicada, y haces bien en no salir, esto que le está pasando al mundo es peligroso y no se sabe como actúa en cada persona. Hacer cosas y mantener la mente ocupada es bueno aunque todos sabemos que vamos a tener momentos bajos, pero que sean los menos posibles. Felicidades por tu post es muy positivo y eso ayuda. Besos y ánimo

    Responder
    • Me alegra que el post te resulte útil. Buscar actividades con un sentido nos ayuda a distraernos, parar la rumiación y mantener el miedo y la ansiedad a raya, sin duda. ¡Muchísimo ánimo!

      Responder
  2. Hola guapa
    Ay este artículo me viene super bien porque estos días empiezan a pasar factura de verdad, ya se va notando que llevamos demasiado tiempo sin salir así que voy a tomar buena nota de estos consejos para ver si puedo llevarlo mejor
    por ejemplo, lo de moverme creo que es algo que tengo que aplicarme más, el sedentarismo va a acabar conmigo
    Un besazo

    Responder
    • Hola, Arien. Te mando mucho ánimo para que estos días de cuarentena no puedan con tu fortaleza psicológica. Te animo a que comiences hoy mismo con alguna rutina sencilla y corta de ejercicio en casa. El canal de Gym Virtual de Patry Jordán es muy motivador, por ejemplo. Ahora tiene sesiones en directo a diario: https://www.youtube.com/user/gymvirtual. ¡Un abrazo y muévete mucho y bien!

      Responder
  3. Pues tengo que reconocer que yo lo estoy llevando estupendamente.
    Hice compra el jueves 12 y no he vuelto a salir para nada.
    Un día mi marido fue a hacer compra a mitad de mes y listo.
    Y eso que yo estoy encerrada en mi habitación porque tenía síntomas pero como en España no se hacen pruebas pues estoy aislada en mi habitación durante dos semanas y ahora voy a por la tercera porque dicen que han descubierto se seguimos contagiando a los demás hasta tres semanas después de tener síntomas…
    Y eso sin hacerme prueba ni nada…Que desastre.

    Responder
    • Muchísima fuerza en tu recuperación, Zoraida! Me alegra mucho saber que estás llevando la cuarententa de maravilla. Paciencia y nuestra mejor actitud. Un abrazo.

      Responder
  4. Sin duda voy a optar por ver mi casa como un templo para pasar mejor esta cuarentena, voy por la tercera semana de confinamiento y hay momentos en que si llego a sentirme un poco asfixiada, a pesar de estar acostumbrada a estar en mi casa y trabajar desde aquí no puedo ser inmune a toda la información que va llegando por diferentes medios, pero trato de no estar pendiente todo el día para no agobiarme me puse horarios para ver noticias y no hacer mucho caso a rumores.

    Responder
    • Hola, Rebeca. Tienes razón. Es complicado ponernos un impermeable para que no nos afecte todo el bombardeo informativo y los rumores que recibimos a diario. Está muy bien que pautes las noticias con horarios cerrados. Machete entre los dientes y a por la tercera semana de cuarentena! Ya casi lo tienes hecho! Un abrazo.

      Responder
  5. Hola guapa, pues me ha gustado mucho ver tu perspectiva desde tu ciudad, la verdad es que las cifras son bastante diferentes a las que tenemos aqui, sobretodo en la relacion infectados/muertes… a mi como me toca salir a trabajar por estar en un hospital debo decir que mas o menos sigo la misma rutina, aunque preferiria estar en casa! besos

    Responder
    • Un placer leerte, Resi… Efectivamente, la relación de infectados y fallecidos en Alemania es bastante diferente, aunque los casos se contabilizan de manera diferente también. Formas parte entonces del grupo de espartanos y espartanas que estás salvándonos el pellejo para que podamos retomar nuestra vida cuanto antes. Cuentas con mi admiración, mi fuerza y mi gratitud. Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest