fbpx

«Creo que mi madre tiene ansiedad por COVID». Ayúdala

¿Crees que la Covid le ha dejado secuelas a tu mami? Veamos si tu madre tiene ansiedad, y descubramos la mejor forma de ayudarla a superar su angustia.

Covid_personas mayores_madre_ansiedad. angustia madre

Hemos comprobado en nuestra piel cómo las medidas para prevenir la expansión del coronavirus han modificado radicalmente nuestras rutinas.

Mientras terminan de asentarse las fases de desescalada del confinamiento, muchas personas trabajamos desde casa, no podemos ir al gimnasio, no celebramos nuestro cumpleaños con amigos, posponemos las paellas familiares de los domingos, seguimos sin poder visitar a nuestros padres ni abuelos, etc.

Ya hemos hablado largo y tendido de los efectos psicológicos del confinamiento y la cuarentena. Hemos visto también cómo el confinamiento supone la pérdida de libertad y control sobre nuestros proyectos vitales. Este nuevo escenario puede provocarnos un sentimiento de indefensión e incertidumbre sobre el futuro que, en muchos casos, es perturbador.

Aislamiento coronavirus. angustia madre

*Imagen de congerdesign en Pixabay 


Consecuencias psicológicas del confinamiento

Es evidente que el confinamiento puede tener consecuencias adversas para nuestra salud mental, incluyendo la aparición de sintomatología ansiosa o depresiva, estrés postraumático, así como sentimientos de ira, tristeza, irritabilidad o miedo.

Estos efectos, que pueden mantenerse incluso a largo plazo, se explicarían por diversas variables como pueden ser:

  • La frustración o incertidumbre.
  • Una elevada sensación de riesgo a la infección.
  • La falta de suministros o el acceso a información inadecuada.
  • La pérdida de ingresos económicos.
  • O un periodo prolongado de la cuarentena.

En cualquier caso, los efectos psicológicos del confinamiento emergerán, en mayor o menor medida, dependiendo de nuestra forma de ser, de nuestras experiencias previas y, en definitiva, de nuestras estrategias de afrontamiento.

Es cierto que la mayoría de las personas disponemos de las herramientas para adaptarnos a estas restricciones y cambios tan radicales y prolongados en el tiempo, pero ¿y nuestros padres y abuelos? ¿Estamos seguros de que ellos lo llevan bien?

  • ¿Qué indicadores de riesgo pueden empeorar la salud mental de nuestros mayores? ¿Tienen nuestros padres y abuelos suficientes estrategias de afrontamiento?


El coronavirus, un desafío inmenso para la salud física, mental y emocional de nuestros mayores

Lo hemos leído, escuchado y sabemos, por experiencia, que nuestras personas mayores se han convertido en el colectivo más vulnerable frente al coronavirus.

La COVID-19, está siendo especialmente cruel con nuestros ancianos; afectando, sobre todo, a las personas de edad avanzada, con patologías previas y con inmunosupresión. Pero, así como su salud física se ve afectada por esta enfermedad, también sus emociones. Y debemos prestar especial atención a este aspecto.

Además de la importancia de velar por su integridad física, debemos, por tanto, ocuparnos de la salud mental de nuestros mayores

Soledad y aislamiento… indicadores de riesgo que debemos tener en cuenta

Las personas mayores, en muchas ocasiones, ya venían enfrentándose a situaciones de soledad y aislamiento, que resultan muy poco beneficiosas para su salud.

Pero esta realidad que estamos viviendo es excepcional. Y puede suponer un punto extra de soledad, puesto que ahora no están recibiendo visitas de su entorno (hijos, nietos, amigos, vecinos…). Así que este panorama de aislamiento físico condicionará lógicamente su estado de ánimo y sus emociones.

Además, nuestros mayores son los más vulnerables y el refuerzo prioritario de las medidas de contención de contagios en torno a ellos, incrementa su sensación de aislamiento y soledad.

Más contenido para ti!  Claves para adaptarte mejor como expatriado

¿Cómo están llevando tu madre y tu abuela la cuarentena? ¿Tienen ansiedad?

Ya lo hemos dicho y debemos ceñirnos a una premisa fundamental:

No debemos subestimar a nuestros mayores.

Nuestros padres y abuelos forman parte de la población más vulnerable y necesitan, por tanto, todo nuestro apoyo y nuestra comprensión. Todos y cada uno de nosotros deberíamos hacer lo posible por cuidar de una generación que ha luchado y se ha dejado el pellejo por nosotros en otras crisis.

Hasta aquí estamos todos de acuerdo, ¿verdad?

De hecho, quiero que hoy le hagamos un homenaje especial a nuestras madres y abuelas.

amor_madre_cuarentena. angustia madre

*Imagen de Foundry Co en Pixabay 

A lo largo de su vida, estas “mujeronas y espartanas” han atravesado diversas crisis, pandemias, guerras e inminentes “finales del mundo”. En ellas recae la voz de la experiencia, y para valorar el impacto negativo de la crisis actual, debemos prestar especial atención a la existencia de indicadores de riesgo como pueden ser:

  1. Desconfianza hacia las autoridades y los medios de comunicación.
  2. Velocidad progresiva de los cambios, de la información (por ausencia o por exceso) y de las nuevas tecnologías de la comunicación.
  3. Aislamiento social y la soledad.
  4. Deterioro cognitivo.

Creo que mi madre tiene ansiedad…

ansiedad cuarentena

*Imagen de Pedro Figueras en Pixabay 

El mensaje de SOS de Lucía y la preocupación por su madre ante un posible cuadro de ansiedad

Una de mis pacientes me escribía ayer para plantearme la siguiente demanda:

Mi madre tiene 77 años y siempre ha sido algo propensa al nerviosismo y la angustia. Sin embargo, desde hace dos días pasa todo el tiempo encerrada en su habitación con vómitos, diciendo que le duele mucho el pecho, que los mareos, el estrés y el insomnio la están matando. Ella está encerrada en su mundo y cada día está peor…

¿Crees que mi madre está pasando un cuadro de ansiedad? ¿Qué puedo hacer para ayudarla, Cris?

¿Te resuenan las palabras de mi paciente Lucía?

Carmen, la madre de Lucía, me decía hoy en nuestra sesión telefónica:

“Imagina que, al levantarte cada mañana, compruebas cómo cada día encuentran a gente de tu edad muerta en las residencias. ¿Cómo no vas a sentir ansiedad? Si me muero, ¿quién va a estar a mi lado para darme la mano en los últimos momentos?

Mi cabeza da demasiadas vueltas al tema del que todo el mundo habla. Pienso en algunos de mis familiares fallecidos, mi madre, mi marido, mi hermana… ¡Noto cómo la ansiedad se me dispara! ¡Qué angustia y qué soledad!”

¿Qué opinas sobre el estado de ánimo y la ansiedad que proyectan las palabras de Carmen, la madre de Lucía?

No perdamos de vista el argumento de Carmen y veamos juntos algunas de las claves del cuadro típico de ansiedad que pueden atravesar nuestros mayores estos días.


¿Qué dificultades mentales y emocionales pueden atravesar nuestras madres y abuelas en cuarentena?

Carmen puede ilustrar en su mensaje una parte significativa del abanico de dificultades mentales y emocionales con las que pueden estar lidiando ahora mismo nuestras madres y abuelas. 

Está más que comprobado, por ejemplo, que la dificultad de acceso de nuestros mayores a formas de entretenimiento alternativas a la televisión, cargada de malas noticias, afecta de manera especial a la salud mental y emocional de nuestras madres y abuelas.

Como población de riesgo, cuando escuchan información sobre el número de muertes, el cribado por edad en hospitales o el aislamiento de enfermos, nuestras mayores pueden sentir una mayor sensación de angustia, ansiedad o vulnerabilidad ligada a la posibilidad de ser las siguientes.

Nuestra madre o nuestra abuela puede sentir síntomas de ansiedad como resultado de la situación de alerta sostenida que estamos viviendo y la probabilidad de enfermar; sea real o no. 

¿Ha aumentado el nivel de angustia o ansiedad de tu madre o tu abuela? 

El aumento del aislamiento, la apatía que, en ocasiones, afecta a algunas de nuestras madres y abuelas, la ruptura de sus anteriores rutinas, sumado al menor número de opciones de entretenimiento para quienes tienen una edad avanzada, aumentan el nivel de angustia o ansiedad que puede desestabilizar a nuestras mayores. 

A este posible cuadro de ansiedad, se podría añadir un aumento claro de sus despistes habituales. Es más, a pesar de las llamadas diarias de sus seres queridos, la mayoría de nuestras madres y abuelas tienen una mayor sensación de abandono.

También nuestras mayores pueden experimentar pensamientos contradictorios. Por un lado, pensar que todo esto es una tontería, que es una exageración; pero, por otro, pueden aislarse completamente en su habitación para no contagiarse.

Más contenido para ti!  Pautas para mejorar tus hábitos de autocuidado

Tristeza mujer mayor cuarentena. angustia madre

*Imagen de Rang Oza en Pixabay 

Principalmente, nuestras madres y abuelas pueden estar surfeando ahora mismo olas picadas de ansiedad, miedo y tristeza.

Es natural que nuestras mayores tengan miedo a la situación, a enfermar o a que sus seres queridos enfermen. Muchas ocasiones, ese miedo puede hacerles conectar con situaciones graves y traumáticas que han vivido anteriormente. La tristeza puede emerger porque realmente hay una pérdida, en este caso, la pérdida de contacto con sus seres queridos.

Es importante señalar, no obstante, que, aunque no nos resulten emociones agradables, la tristeza al igual que el miedo cumplen una función de protección ante una amenaza, que, en este caso, se trata de la enfermedad.

El mayor problema es que las emociones de nuestras madres se descontrolen y entren en un bucle de ansiedad del que sea difícil salir. 


¿Y si las emociones de nuestra madre o abuela escapan de su control?

Hay algunos indicadores de alarma que pueden hacernos pensar que la situación se les está yendo de las manos a nuestras madres o abuelas, y que nos encontramos ante un cuadro de ansiedad. Por ejemplo, cuando… 

  • No logran pensar en otra cosa y se muestran incapaces de concentrarse en otros temas.
  • Necesitan estar constantemente informadas. 
  • Están demasiado pendientes de los síntomas del cuerpo y tienen la sensación de estar enfermando, y esto no sea real (no hay tos, fiebre, verdadera dificultad para respirar, por ejemplo). 
  • Les cuesta trabajo controlar la preocupación por enfermar o que enfermen los seres queridos.
  • Tienen la sensación de que el corazón late más rápido, sienten opresión en el pecho o dificultad para respirar, sin tener relación con la enfermedad.
  • Sufren temblores o tensión muscular. 
  • Les cuesta dormir o tienen muchos despertares nocturnos y pesadillas. 
  • Pierden el apetito o comen de forma compulsiva. 

Haz preguntas de rastreo a tu mami o tu abuela

A pesar de que no podamos ver físicamente a nuestras madres y abuelas, sí podemos hacerles estas preguntas de rastreo para comprobar cuál es su estado de ansiedad. Este seguimiento es importante ya que el miedo y el estrés podrían agravar las enfermedades que ya padecen.

El miedo y el estrés puede afectar al sistema inmume de nuestras madres y abuelas, haciendo que su cuerpo sea más vulnerable y, además, podrían empeorar las patologías que ya presentan. Un buen antídoto para parar esta posible espiral de miedo y estrés implica minimizar la proyección o exposición a los mensajes de miedo y cambiarlos por aquellos que puedan promover su autocuidado


¿Qué podemos hacer para cuidar mejor a nuestras madres y abuelas?

Hace unas semanas, en una de nuestras sesiones de bienestar emocional durante la cuarentena, compartíamos, en nuestra “mesita camilla”, algunas acciones que podemos llevar a cabo para cuidar y entretener a nuestras madres y abuelas, como pueden ser…

  • Estar pendientes de sus necesidades, prestarlas asistencia (remota) o buscar los recursos de apoyo.
  • Facilitarles información fiable y acotada.
  • Llamarlas con frecuencia y charlar con ellas, entrenándolas en el uso de las videollamadas.

Apoyo madres cuarentena *Imagen de Sabine van Erp en Pixabay 

  • Instaurar en ellas pensamientos positivos y mayor fortaleza psicológica ante las circunstancias

humor y personas mayores en cuarentena

Debemos tender puentes emocionales para paliar la sensación de aislamiento y soledad de nuestras madres y abuelas.

¿Qué consejos prácticos podemos trasmitirles a nuestras madres y abuelas?

Con nuestros mensajes de calma ayudaremos a nuestras madres y abuelas a disminuir su angustia, y las motivaremos para que se cuiden, promoviendo: 

  1. El mantenimiento de hábitos de autocuidado y alimentación saludables. Échale un vistazo a la página de Esther Cantero para tener muchas más claves de ayuda.
  2. La desconexión de la sobreinformación.
  3. La toma de consciencia y aceptación de las emociones de miedo tristeza, soledad, preocupación, etc. que están sintiendo.
  4. La planificación de rutinas con sentido.
  5. La creación de nuevas dinámicas de aprendizaje para mantener el cerebro activo y estimulado. 
  6. El mantenimiento de rutinas sociales por teléfono, vídeoconferencias, redes sociales, etc., limitando el tiempo dedicado al coronavirus.
  7. La práctica de algo de ejercicio y relajación.

¿Cómo podemos evitar que nuestra preocupación aumente la angustia de nuestras madres y abuelas?

Los hijos que tenemos madres o familiares mayores de 60 años también sufrimos la angustia que nos provoca pensar que nuestros seres queridos están solos, pasándolo mal o que pueden enfermar. En este sentido, debemos realizar un esfuerzo extra para mantener la calma y no transmitirles ese miedo. Para doblegar nuestra preocupación y evitar aumentar la angustia de nuestras madres y abuelas:

  1. Minimecemos el tiempo de conversación dedicado al coronavirus. 
  2. Tendamos más puentes emocionales para transmitirles nuestra cercanía. No podemos visitar a nuestras madres o abuelas, pero recordemos que estamos viviendo un aislamiento físico, no emocional. 
  3. No hablemos de la muerte, y enfoquemos nuestras conversaciones en la zona de prácticas controlables de autocuidado.
  4. Transmitamos mensajes tranquilizadores, esperanzadores y coherentes sobre los próximos pasos de la cuarentena y la desescalada. 
  5. Si eres el/la cuidador/a principal de tu mami o de tu abuela, será fundamental que hagas un esfuerzo extra de autocuidado. Puedes encontrar mucha más información sobre este tema en mi libro Cuidar a los que cuidan: qué y cómo hacerlo.
Más contenido para ti!  ¿Necesitas más disciplina para cuidarte?

*Imagen de Marjon Besteman-Horn en Pixabay


Si tu madre tiene ansiedad, apóyate en los profesionales

Si crees que tu madre o tu abuela necesitan un apoyo extra para superar esta crisis, no corras el riesgo de que se cronifique su ansiedad y su estrés, incrementando conductas obsesivas, induciendo conductas desajustadas que no les permiten manejar su situación eficacia.

Si tu madre o tu abuela tiene un discurso con tintes de ansiedad y se le hace bola la convivencia con el virus, contacta con un profesional de la psicología.

Los psicólogos tenemos el conocimiento y la capacidad para ayudaros a ganar en calma, fortaleza y bienestar emocional.

Regala bienestar en el día de la madre

regalo_madre_cuarentena

*Imagen de Anna Larin en Pixabay 

Los brazos de una madre están hechos de ternura y los niños duermen profundamente en ellos -Victor Hugo.

Un capítulo muy especial, de cara al próximo domingo 3 de mayo es hablar del bienestar de nuestras madres y abuelas.

¿Cuántos cuentos te ha contado tu madre de pequeño/a para ayudarte a dormir? ¿Cuántas paellas de domingo te ha cocinado? ¿Cuántas veces te ha limpiado las heridas (físicas y emocionales) después de un mal golpe? 😉 

  • Practica la gratitud siempre

Es el momento de agradecerle y devolverle a nuestra madre todo lo bueno que ha hecho por nosotros/as de una manera tan amorosa, incondicional y desinteresada.

Este domingo 3 de mayo es el Día de la Madre, y aunque este año va a ser muy diferente con esta pandemia por coronavirus y su respectiva cuarentena y confinamiento, al fin y al cabo es un día muy especial para ti y para tu madre y/o tus abuelas…

Aunque no podáis estar juntos, ni abrazaros ni darle/s el regalo en persona, siempre puedes sorprenderla/s enviándole un regalo a casa y como no, con una videollamada de lo más especial. Y si estás pasando la cuarentena en casa con ella, con una tartita o un buen desayuno.

Pero, además, te dejo una propuesta de regalo de bienestar que puedes hacerle a tu madre y/o tus abuelas para ayudarlas a superar la angustia, el miedo y la preocupación de estos días.

¿Cuántos cuentos te contaron tu madre y/o tus abuelas para ayudarte a dormir, cuando eras pequeño/a? ¿Y cuántas paellas de domingo te han cocinado? ¿Cuántas veces te han limpiado las heridas (físicas y emocionales) después de un mal golpe?

Es el momento de agradecerle y devolverle a nuestras madres y/o abuelas todo lo bueno que han hecho por nosotros/as de una manera tan amorosa, incondicional y desinteresada.

Regala bienestar en el día de la madre. Superación ansiedad por cuarentena. angustia madre

*Imagen de Dominic Alberts en Pixabay

¿Quieres darle a tu madre o tu abuela un empujón de bienestar? Decídete ya y reserva una sesión estratégica gratuita para darle carpetazo a la ansiedad

sesion gratuita  cristina centenoAl hilo de todo lo que hemos compartido, si crees que tu madre o tu abuela sienten ansiedad y tienen una asignatura pendiente con su bienestar, tal vez necesiten un apoyo extra.

¿Quieres que ayude a tu mami o tu abuela personalmente para liberarse de la ansiedad y ganar en bienestar?

Es muy fácil… Puedes reservar una sesión estratégica gratuita conmigo AQUÍ

 

Reserva ya tu sesión estratégica gratuita

Descarga ya mi guía gratuita para conocer toda la hoja de ruta de mi método Ilusión -> Elección -> Acción.

Libro Cris

Una vez más, muchas gracias por leerme y dedicarme un rato de tu confinamiento / «confitamiento».

Un abrazo enorme y ¡feliz día de la Madre!

Cris #decideteycambia

.

*Imagen principal de silviarita en Pixabay 

Soy Cristina Centeno, psicóloga y expatriada feliz. Te muestro claves de psicología y coaching que te ayudarán a soltar lastres, a zambullirte con humor y confianza en la incertidumbre, a liberarte de tus miedos y tu apatía, a tener más claridad, firmeza y autenticidad a la hora de decidir y cambiar y, sobre todo, a liderar la vida que realmente quieres y mereces.

13 comentarios en “«Creo que mi madre tiene ansiedad por COVID». Ayúdala”

  1. Este artículo me parece de lo más completo, buenísima la información para identificar la ansiedad en personas mayores. Es muy importante que estemos atentos a los indicadores de riesgo que mencionas, todos tenemos que saber esto para poder brindar el apoyo a nuestras madres o abuelas. Hay varios puntos en los que me has hecho reflexionar y que no había tenido en cuenta. Muchas gracias también por todos los consejos prácticos!

    Responder
  2. Hola
    Muchas gracias por traernos un post tan útil en estos momentos. Las personas mayores o enfermas están sufriendo mucho por este virus. Mis padres tuvieron mucho miedo y no salieron de casa. Yo tengo que confesar que eso también fue un alivio para mí porque sabía que así estarían más a salvo. Ya me encargué yo de proporcionarles todo lo que necesitaran. Ahora ya empiezan a salir pero sí están concienciados y salen con las medidas de protección necesarias.
    Besotes

    Responder
    • El miedo es una emoción incómoda que nos conecta con la vulnerabilidad, sin duda. Me alegra saber que, poco a poco, tus papis y tú comenzáis a avanzar hacia escenarios más normalizados. Un abrazo.

      Responder
  3. Muchísimas gracias por compartir un artículo tan completo, de verdad. Me ha tocado apoyar a personas que se han sentido muy angustiadas estos días, y aunque aún hay momentos de flaqueza, detalles importantes como los que mencionas: hablar de otros temas positivos, ofrecerles apoyo constante… marcan la diferencia, y la mejoría es algo que se va notando.

    Muchísimas gracias por este post tan necesario ❤

    Responder
    • Todo marca la diferencia, efectivamente, y toca seguir apelando a nuestra responsabilidad individual y social para seguir mejorando y recuperando la normalidad. Un abrazo, Patricia!

      Responder
  4. Vaya, Cristina, me ha dado que pensar tu post, así que te felicito. Creo que todos hemos sido un poco egoistas y solo hemos pensado en nuestro futuro. Si cuando llamamos a nuestros mayores no nos transmiten sus temores, no tendemos a pensar que pueden tener un mundo angustioso en su mente, bss!

    Responder
    • Lo hacemos siempre lo mejor que podemos y sabemos, Paula. No te sientas culpable. Bastantes cargas llevamos todos sobre los hombros. Como diría Bebe: Casa uno en su universo, siente su dolor como algo inmenso. Un abrazo.

      Responder
  5. Esta pandemia ha afectado en mayor medidas a las personas de la tercera edad y al ser población vulnerable es natural que nuestras madres o abuelas se sientan angustiadas, gracias por estas recomendaciones, son de mucha utilidad para lidiar con los problemas emocionales causados por la sobre información y el confinamiento.

    Responder
  6. Hola guapa
    En esta época tan complicada que estamos viviendo es muy importante prestar más atención a nuestros seres queridos, porque hay problemas como puede ser la ansiedad que no son tan visibles
    Estaré atenta por si noto que si alguien cercano la está sufriendo y tomo nota de todo lo que puedo hacer por ayudar
    Un besazo

    Responder

Deja un comentario

Este sitio web usa cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre la navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, generada a partir de tus pautas de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest